Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Surgen las camisas blancas a favor del trilingüismo en Mallorca

Unas 1000 personas en Mallorca (800.000 habitantes) se manifiestan contra la huelga de profesores

En Menorca (con 94.000 habitantes) otras 1.500 se reúnen en apoyo de los docentes

Mil personas se han reunido en Palma en contra de la huelga educativa.
Mil personas se han reunido en Palma en contra de la huelga educativa.

Ante las mareas verdes contra los recortes y la política del trilingüismo del Gobierno de Baleares, del PP, han aparecido las camisas blancas que se dicen "apolíticas" y rechazan la huelga de profesores que bloqueó la actividad en las aulas entre el 16 de setiembre y el 4 de octubre ."No vaig de vaga" (no 'voy' de huelgas) fue el banderín de enganche para más de mil personas que se dieron cita en la tarde del domingo en la plaza Mayor de Palma. En la concentración se censuró a los docentes huelguistas y a las asociaciones de padres que alentaron las 15 jornadas sin actividad educativa. Fue un acto de respaldo a los planes políticos del presidente José Ramón Bauzá sobre la introducción de las clases en inglés y las nuevas normas contra los símbolos en los centros.

El manifiesto de padres y madres de Palma, leído en inglés, catalán y castellano, señala que los alumnos (durante las tres semanas de la huelga, ahora en suspenso) llegaban "a casa llorando por pasar muchas horas en el patio al sol, o ante el aburrimiento que les ha supuesto estar en las aulas con los brazos cruzados". Los familias organizadoras cifraron en 2.000 o “miles” los asistentes. La vindicación del uso del castellano y del inglés suscitaron los mayores aplausos. Apenas se vieron banderas y sí globos blancos.

A su vez, en la isla de Menorca, en Es Mercadal, se reunieron por la mañana del domingo cerca de 1.500 padres y niños –de verde- para defender el modelo educativo tradicional que estableció la enseñanza en catalán y castellano, por igual. Unos 900 asistentes acudieron caminando hasta el recinto ferial donde se desarrolló la jornada festiva y de oposición a los nuevos proyectos educativosdel Gobierno Bauzá.

Para el día 18 de octubre las asociaciones de padres y madres de Menorca preparan una “huelga”, con la intención de dejar las aulas vacías, en apoyo de los docentes. En especial la marea verde creció en la isla del norte de las Baleares por los movimientos de solidaridad con los tres directores de institutos de Mahón, expulsados del cargo y sancionados por el Gobierno, el 31 de julio, por objetar al decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL). Los tres expedientados han sido reincorporados al claustro, no al puesto directivo y tienen la sanción final en trámite.

En la reunión de Palma de Mallorca, los padres y madres, la mayoría de blanco –para contrastar con las camisetas verdes que usaron los 100.000 manifestantes pro profesores en huelga, el 29 de setiembre en las cuatro capitales de Baleares, rechazaron que plantearan una contra manifestación. Se repartió el texto del decreto TIL y clamaron contra “la manipulación”. El presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, la senadora conservadora Gari Durán y el diputado y activista Biel Camps participaron en la reunión suscitada en las redes sociales y los teléfonos móviles se proclamó.

El colectivo de blanco pretende crear una plataforma a favor de la "educación apolítica", y sin "miedo a represalias" en los colegios y en las reuniones de las asociaciones de padres y madres. Exigen "que no utilicen a los niños". Se censuró la exhibición de banderas cuatribarradas y un símbolo verde en la fachada de un instituto de Palma. Los organizadores apoyan el proyecto de ley de símbolos que multará con hasta 10.000 euros a los docentes que promuevan o toleren esta situación.