La brecha entre pobres y ricos llega a su máximo nivel en EE UU

Las familias de bajos ingresos tienen una tasa de desempleo del 21%, mientras que entre las de altos es del 3,2%, un dato que se considera de “pleno empleo”

Cuatro de cada cinco familias viven en peligro de caer en la pobreza.
Cuatro de cada cinco familias viven en peligro de caer en la pobreza. Debra Mccown / AP

Hace ya cinco años que la crisis financiera golpeó Estados Unidos; un país que a pesar de encontrarse en pleno proceso de recuperación económica no lo está haciendo de forma igualitaria para toda la población. Un último estudio difundido y elaborado por Associated Press-NORC y The Center for Public Affairs Research concluye que la brecha entre pobres y ricos es cada vez más amplía y ha llegado a su máximo nivel desde que se analizan registros a este respecto, hace ya 10 años. “No existe igualdad, ni en la crisis, ni en la recuperación”, asegura Andrew Sum, director del Centro de Estudios del Mercado Laboral en la Universidad Northeastern (Boston, Massachussets). “Mientras que unos están en plena depresión, otros disfrutan de pleno empleo”, agrega el experto.

A la vez que las familias de bajos ingresos -aquellas que cobran 20.000 dólares o menos al año- han llegado a una tasa de desempleo del 21%, unas cifras muy próximas a las que sucedieron durante la Gran Depresión de EE UU (década de los treinta), las que cuentan con altos ingresos -que ganan 150.000 dólares o más anualmente- tienen un índice de paro del 3,2%, un dato que se considera de “pleno empleo”. Esta disparidad entre ricos y pobres ofrece los primeros datos que muestran en qué medida el factor empleo ha contribuido a la erosión de la clase media, continúa el informe.

En este momento en EE UU la clase media está siendo contratada en trabajos por debajo de su preparación y de menor salario, continúa el informe. Muchos de ellos están siendo desplazados a empleos no especializados, de bajos ingresos, en los que son obligados a trabajar menos horas o son despedidos, sigue el análisis. Un estudio elaborado por Thinkprogress en agosto de 2012 concluyó que en tres de cada cinco empleos, el trabajador cobraba menos de 14 dólares la hora -el mínimo en EE UU es de 7,25 dólares- desde la recesión.

La brecha existente en cuanto al desempleo, también se puede apreciar en los salarios. Los que más cobran en EE UU están ganando más de lo jamás registrado en la historia de Estados Unidos; aunque en general el 99% está empezando a sacar la cabeza desde la recesión, un 1% está yendo hacia atrás.

Los trabajadores con bajos ingresos son ahora más mayores y tienen más estudios que nunca en la historia americana, con un gran incremento de aquellos que al menos tienen una licenciatura universitaria. Por razas, entre los afroamericanos el 48,4% de las familias ganan menos de 20.000 dólares anualmente y son los más desfavorecidos; en el caso de los hispanos es un 38%; entre los blancos, un 36,8%, mientras que los asiático- americanos es de un 31,8%.

En 2012, la media de tiempo en paro llegó a las 39,5 semanas, el mayor nivel desde la Segunda Guerra Mundial. Ahora, dicho dato ha disminuido a 36,5 semanas, en base a los datos de enero a julio, aunque sigue siendo una cifra muy alta, continúa la agencia. Según datos del censo publicados este martes, el año pasado 46,5 millones estadounidenses vivieron por debajo del nivel de pobreza - núcleos familiares, de al menos cuatro personas, que perciben anualmente unos ingresos iguales o menores a 22.811 dólares; un cambio poco significativo con respecto a 2011, cuando lo hacían 46,2 millones de ciudadanos. El sueldo medio en EE UU sigue siendo de unos 50.000 dólares anuales, según REUTERS.

Los resultados concuerdan con los datos publicados por el Gobierno de EE UU este mes, que aseguraban que ha habido una fuerte caída entre aquellos que trabajan y los que buscan empleo. El presidente de la nación, Barack Obama, aseguró ayer lunes en un acto con motivo del quinto aniversario de la crisis financiera que “la creciente desigualdad desde hace décadas sigue haciendo que el ganador se lo lleve todo, mientras que todos los demás están en el fango”. “Tenemos que esforzamos en conseguir ofrecer mejores empleos, con mejores salarios para conseguir una mejor calidad de vida”, agregó el mandatario.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza (Salud, Psicología) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS