Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Al Jazeera America’ despega en las pantallas de televisión de EE UU

El canal está disponible en 48 millones de hogares estadounidenses

Estudios de la cadena en Nueva York.

No todos los días nace un canal de televisión. A las tres de la tarde de la costa Este de Estados Unidos, Al Jazeera América emitió su carta de presentación con el espacio Esto es Al Jazeera. Los presentadores Antonio Mora y Richelle Carey pronunciaron las primeras palabras en antena en un día histórico para los medios de comunicación estadounidenses.

El nuevo competidor arrancó con una declaración de intenciones sobria pero ambiciosa: un periodista hispano y una afroamericana entrelazaron su narración con la de ciudadanos que desde las calles de todo el país explican lo que piensan de la situación política, lo que esperan de sus líderes, la información que echan en falta en los medios estadounidenses y lo que creen que será Al Jazeera América. “Conectaremos el mundo con América y a América con el resto del mundo”, aseguraba uno de los primeros espacios promocionales. “Usted tiene derecho a saber más”, afirmó un presentador. “Más datos, más hechos, más opiniones”.

“Hay mucho más” es el eslogan de Al Jazeera América. Promete abordar aquellos puntos de vista que hace muchos años que abandonaron la televisión estadounidense y sus espacios informativos. “La playa arrasada por el huracán Sandy. El matrimonio que nunca lo vio llegar. El científico que sí avisó. El joven que recibió una indemnización por 37 dólares. Y el bebé que nació aquella noche. Aún así, hay mucho más”.

Los principales periodistas y presentadores de la cadena participaron en este primer espacio explicando en qué consistirán sus programas, desde la información económica hasta las noticias internacionales. Una ambición que no pretende llevar hasta EE UU únicamente aquellas noticias de rincones del mundo olvidados por la cadenas nacionales, sino también desde ciudades estadounidenses que abandonaron hace tiempo. Al Jazeera América tendrá corresponsales en doce ciudades como Detroit, Nueva Orleans, Los Ángeles, Denver o Nashville.

El elenco de presentadores es un mosaico de razas y nacionalidades que representa al Estados Unidos actual como no han logrado hacerlo las principales televisiones del país

El canal, propiedad del emir de Catar, ha hecho historia con la contratación de cerca de 900 personas, entre ellos algunos de los rostros más conocidos de CNN o NBC. El elenco de presentadores, reporteros y productores es un mosaico de razas y nacionalidades que representa al Estados Unidos actual como no han logrado hacerlo las principales televisiones del país.

La cadena de sello catarí comenzó sus emisiones entre muchas incógnitas. La primera de ellas, cómo sintonizarlo. La cadena ha puesto a disposición de los espectadores norteamericanos una página con un formulario para saber a qué canal corresponde en su dial. Y a quienes han contratado un servicio de cable que todavía no distribuye Al Jazeera América, les invita a que escriban un mensaje a las proveedoras para que lo añadan.

La aventura americana de Al Jazeera deberá responder al escepticismo que despiertan sus dueños en EE UU. El canal llegó este martes a cerca de 48 millones de hogares, pero no está incluido en todas las distribuidoras de cable, lo que podría despertar reticencias entre los anunciantes. Al Jazeera fue calificado además de un canal “terrorista” por la Administración Bush después de los atentados del 11 de Septiembre.

El locutor de radio conservador Glenn Beck recuperó ayer lunes estas críticas para describir Al Jazeera América como “la voz del enemigo” apenas unas horas antes de que comenzara su emisión. “Tienen todo el derecho de emitir y que se les escuche, pero Al Jazeera tiene dos caras y esta noche les voy a enseñar quiénes son. Les voy a demostrar lo que dicen en árabe y por qué importa quién es el dueño de esa cadena”. En FOX, uno de sus comentaristas alertaba de la llegada de un “canal de noticias árabe” y reivindicaba que “muchos si no la mayoría de árabes probablemente lo que intentaba hacer Bin Laden para asesinar americanos”.

No todo han sido críticas negativas ni alarmantes previas al estreno histórico de este canal. Su filial Al Jazeera English -retirada este mismo martes de la parrilla- destacó por su cobertura de la Primavera Árabe en 2011. A pesar de que apenas se podía sintonizar en dos Estados y en la capital, Washington, personalidades como Hillary Clinton, entonces secretaria de Estado, lo defendieron como el único medio donde se podía seguir la información internacional desde EE UU. El primer espacio promocional de Al Jazeera América, en los primeros instantes de su emisión, incluía aquellas palabras de Clinton.

“En 1996, nacía Al Jazeera y la televisión internacional cambió para siempre”, asegura uno de los anuncios del canal. A partir de este martes, 17 años después, Al Jazeera se presenta dispuesta a repetir la historia desde Washington, Los Ángeles o Nueva York, desde el corazón de Estados Unidos.