Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Virginia Johnson, pionera en la terapia sexual moderna

Junto a su marido, el ginecólogo William H. Masters, fundó el 'Instituto Masters and Johnson'

Sus obras causaron controversias y rompieron tabúes

Virginia E. Johnson ha fallecido este jueves a la edad de 88 años en St. Louis. Originaria de la ciudad de Springfield, EE UU, donde nació en 1925, fue pionera en la terapia sexual junto al ginecólogo William H. Masters, con quien estuvo casada más de 20 años. La pareja rompió el tabú de la sexualidad y logró acercarla al público con la publicación, en 1966, de su primer libro, Respuesta sexual humana. Gracias al éxito de su ópera prima Johnson y Masters se convirtieron en celebridades, y siguieron publicando estudios como Incompatibilidad sexual humana (1970) u Homosexualidad en perspectiva (1979), entre otros.

La pareja se dedicaba tanto a la investigación como a la terapia. Ayudaron a sus pacientes a solucionar problemas como la impotencia o la eyaculación precoz, y destruyeron muchas falsas creencias al utilizar datos fisiológicos directos. El resultado fue el nacimiento de una generación de profesionales que se dedicó a difundir la terapia sexual moderna.

Masters and Johnson fundaron, en 1978, un instituto que llevaba el nombre de ambos. Johnson se dedicaba principalmente a la parte administrativa, mientras que su marido seguía el aspecto médico y científico. Pese al éxito que obtuvieron, algunas de sus obras fueron duramente criticadas. Homosexualidad en perspectiva provocó las críticas tanto de la comunidad gay, por proponer curas a aquellas personas que quisieran convertirse en heterosexuales, como de sus opositores, al reconocer a los gais los mismos derechos que a los heterosexuales. Otra publicación controvertida fue Crisis: El comportamiento heterosexual en la era del sida (1988), por su carácter alarmista: el libro advertía de que el virus del VIH se propagaría entre los heterosexuales a una velocidad alarmante y que la infección podía transmitirse también a través de contactos ocasionales con objetos manipulados por personas enfermas.

La opinión pública se refería a menudo a Virginia E. Johnson como psicóloga, pese a que nunca acabara los estudios universitarios. El instituto cerró en 1994, tras el divorcio de la pareja. Johnson entonces fundó y dirigió el Virginia Johnson Masters Learning Center, dedicado a la solución de problemas relacionados con disfunciones sexuales.