La contaminación del aire alcanza niveles peligrosos en Singapur

Los incendios en la vecina Indonesia para abrir plantaciones son los culpables Las nubes de humo están aumentando los problemas respiratorios de los ciudadanos

Una mujer corriendo por Singapur, este jueves.
Una mujer corriendo por Singapur, este jueves.Edgar Su (REUTERS)

La contaminación del aire en Singapur alcanzó hoy niveles peligrosos para la salud debido al humo procedente de los incendios provocados en la vecina Indonesia para abrir espacio a las plantaciones. El índice de contaminación de la ciudad-Estado alcanzó un máximo de 371 puntos, 71 por encima del nivel considerado "peligroso", lo que ha aumentado el número de pacientes en los hospitales debido a problemas respiratorios, informaron los medios locales.

El primer ministro singapurés, Lee Hsieng Loong, pidió a los ciudadanos de la isla que se mantengan dentro de sus casas y de los edificios, y procuren salir lo menos posible, tras registrar la peor contaminación atmosférica desde 1997, cuando se alcanzó un índice de 266 puntos. A partir de 200, el aire se considera "muy insalubre" según el baremo para medir la polución.

Una neblina flota entre los rascacielos y la bahía de  Singapur, donde las primeras nubes de humo empezaron a llegar la semana pasada a causa de los incendios provocados en la isla indonesia de Sumatra en esta época para el uso agrícola de los terrenos. "Los trabajadores deben llevar máscaras protectores si realizan trabajos a la intemperie y si muestran síntomas de sentirse mal, tienen el derecho de dejar de trabajar y descansar en un lugar cerrado", indicó el Congreso Nacional de Sindicatos singapurés en un comunicado.

La neblina también ha afectado la visibilidad en el golfo de Malaca, donde los barcos han tenido que limitar la navegación de noche, y hasta en Malasia, donde 211 escuelas han cerrado en el sur debido a niveles de polución aérea de 383 puntos. Indonesia ha culpado de los incendios a los inversores extranjeros que poseen las plantaciones en Sumatra e instado a los singapureses a no reaccionar como "niños, con tanta agitación" por el humo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS