Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ LUIS PAZOS Portavoz de la Confederación de Padres Ceapa

“Buena parte de las políticas de familia podrían desplegarse en el colegio”

“Los centros no deberían cerrar nunca cuando sean necesarios”

El portavoz de la Plataforma Estatal por la Enseñanza Pública y de CEAPA, José Luis Pazos.
El portavoz de la Plataforma Estatal por la Enseñanza Pública y de CEAPA, José Luis Pazos. EFE

“Es difícil cuantificar” y, probablemente, está ocurriendo “con más intensidad en unas comunidades que en otras”, pero “se está produciendo en toda España: hay familias que no pueden alimentar adecuadamente a sus hijos; hay escolares que están pasando hambre”, asegura José Luis Pazos, portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), la asociación mayoritaria en la escuela pública.

Pregunta. ¿Se está haciendo algo para atender estas situaciones?

Respuesta. Aparte de las reclamaciones que estamos haciendo las organizaciones sociales —con escaso eco, salvo por los programas para ofrecer comidas gratis a alumnos desfavorecidos que se han puesto en marcha en Canarias y Andalucía—, son las asociaciones de padres y los profesores, los consejos escolares de los centros, los que están atendiendo a estos niños. Muchas veces, con el poco remanente de dinero que tienen están dando comidas en el comedor a chavales que han perdido la beca.

P. ¿Y qué deberían hacer las Administraciones?

R. Lo primero que tienen que hacer es recuperar todas las becas de comedor que han recortado [a principio de curso, Ceapa calculó una bajada del presupuesto de entre el 30% y el 50%]. Y aún más, deberían aumentarlas, ya que hay más personas que lo necesitan. Además, se debería abrir de una vez por todas el debate de si todos los alumnos deberían comer en el colegio como parte del proceso educativo, como ocurre en otros países, por ejemplo, en Finlandia [en el Estado nórdico todos los escolares reciben a diario una comida gratuita en el centro escolar].

P. ¿Habla entonces del colegio como centro de atención integral?

R. Los colegios deberían ser el centro de su entorno, y en contacto con todos los recursos, todos los colectivos, para trabajar unidos. Los centros escolares deberían ser centros públicos en toda su extensión, abiertos las 24 horas del día si es necesario.

P. Habla de 24 horas al día, ¿y también 12 meses al año?

R. Los centros educativos no deberían cerrar nunca si se necesitan, salvo en aquellos momentos en los que el consejo escolar vea que no son útiles; si puede serlo, debe permanecer abierto. Lo que ocurre es que para eso hace falta que las Administraciones confíen en los consejos escolares y les apoyen con la legislación necesaria.

P. Y en el caso concreto de estos chicos en situaciones de riesgo, ¿cuál debe ser el papel del centro educativo?

R. Podría ser el soporte de las medidas sociales, es decir, que buena parte de las políticas de familia se desplegasen desde el colegio. Porque los profesores son los que conocen a los niños, a sus familias, saben cuáles son sus problemas. El otro día me dijo un profesor de Madrid: “Yo sé que un niño está estudiando con velas porque les han cortado la luz en casa”.