Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos reclaman que la Religión conserve su “dimensión evangelizadora”

La Conferencia Episcopal publica orientaciones para padres, sacerdotes y profesores tras la aprobación del proyecto de de ley que refuerza la asignatura confesional

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ( CEE) , Antonio María Rouco Varela.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española ( CEE) , Antonio María Rouco Varela.

La Conferencia Episcopal Española defiende que "la enseñanza religiosa escolar está al servicio de la evangelización", por lo que ha "de hacer presente en la escuela el saber científico, orgánico y estructurado de la fe, en igualdad académica con el resto de los demás saberes". El texto “Orientaciones pastorales para la coordinación de la familia, la parroquia y la escuela en la transmisión de la fe”, dirigido a padres, sacerdotes, catequistas y profesores de Religión, ha sido publicado hoy, apenas tres días después de que el Gobierno aprobase el proyecto de ley para reforma escolar y que el Ministerio de Educación anunciase que, con ella, la materia confesional volverá a contar para la nota media y para conseguir becas, como cualquier otra asignatura.

En el documento, los obispos defienden esa labor evangelizadora de la asignatura de Religión —"no se puede reducir a un mero tratado de religión o de ciencias de la religión, como desean algunos"—, pero también otras: la "teológica y científica del saber religioso (síntesis de la doctrina católica)", la "trascendente de la persona (sentido último de la vida)", la "humanizadora (concepción cristiana de la persona)", la "ético-moral (principios y valores)", y la "cultural e histórica (relación fe-cultura)".

En el texto, la Conferencia Episcopal se queja de "las dificultades legislativas y administrativas, la indiferencia e infravaloración por parte de padres y alumnos, y hasta el menosprecio que la enseñanza religiosa experimenta entre los conocimientos científicos y sociales". Sin embargo, con la reforma que impulsa el ministro José Ignacio Wert, los obispos van a ver realizadas sus insistentes demandas: desaparecerá de entre las asignaturas Educación para la Ciudadanía, los alumnos deberán estudiar obligatoriamente Religión o su alternativa (Valores Sociales y Cívicos en primaria y Valores Éticos en secundaria) y su nota volverá a contar para todo, incluso para obtener becas o para los procesos de admisión de alumnos. Esto último no aparece en el texto del proyecto de ley que en las próximas semanas se empezará a tramitar en el Congreso, sino que Educación se ha comprometido públicamente a establecerlo así en los reales decretos que habrán de desarrollar la ley.