Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el país de la OCDE donde más crece la desigualdad

El informe de la organización internacional analiza el periodo entre 2007 y 2010

España sigue batiendo marcas de malos resultados económicos en las estadísticas. No solo es el país con mayor desigualdad de la eurozona, también es donde más crecieron las diferencias entre los más ricos y los más pobres en el periodo comprendido entre 2007 y 2010, los años correspondientes a la primera mitad de la crisis.

Este último dato lo ha hecho público este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la organización internacional que reúne a los 34 países más industrializados del mundo. El documento destaca cómo la desigualdad en lo que respecta a los recursos familiares, medido en el llamado coeficiente Gini que refleja la diferencia de ingresos en un país, se agravó en España 2,9 puntos en este indicador a lo largo del periodo analizado. Por detrás, se encuentra Eslovaquia (1,4 puntos) y Francia y Suecia, ambos con un empeoramiento de un punto.

"Son datos esperables", apunta Francisco Goerlich, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universitat de València. "Los datos de España responden en buena parte al enorme volumen que ha alcanzado el desempleo, y a la caída de rentas de las personas que han perdido las prestaciones". Goerlich, también adscrito al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, apunta que la situación actual "no es mejor que la de 2010", por lo que las previsiones indican que los datos de desigualdad serán peores en estos momentos.

En los años objeto del estudio, la caída de los ingresos de trabajo o de capital en las familias de los 30 estados sobre los que hay datos disponibles se situó en un 2% anual de media. Los retrocesos más pronunciados se registraron en Islandia (12%), Nueva Zelanda y Grecia (8%), Estonia y México (6%) y España e Irlanda (casi el 6%).

En cambio, hubo un incremento de las remuneraciones en Polonia (4%) o Chile (3%). Y por debajo del 2% en Eslovaquia, Alemania, Austria, Canadá, Suecia, Israel y Corea del Sur.

Ante el escenario que describen los datos, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, subrayó la necesidad de "proteger a los más vulnerables de la sociedad, especialmente mientras los gobiernos continúan la necesaria misión de poner bajo control el gasto público”. “Se tienen que diseñar políticas para promover el empleo y el crecimiento para garantizar la igualdad, la eficiencia y la inclusión”, añadió.

Más información