Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo rechaza el registro de datos de pasajeros

Los diputados votan en contra de que las autoridades dispongan de un registro de información personal de los que viajen en avión dentro de la UE

El Parlamento Europeo ha tumbado esta mañana una de las normas con las que Bruselas pretendía reforzar la seguridad en el continente. Por una ajustada mayoría, los diputados han votado en contra de que las autoridades dispongan de un registro de datos personales de los pasajeros de avión con origen o destino en la Unión Europea. Los portavoces de la Eurocámara tendrán ahora que decidir si la cuestión se somete al pleno –hoy se ha votado solo en la Comisión de Libertades- o si el de hoy se convierte en el veredicto del Parlamento. En ese caso, la Comisión Europea tendría que reelaborar su propuesta.

La utilización de datos personales con fines públicos genera encendidos debates políticos entre los partidarios de proteger la privacidad al máximo y los defensores de que esa información pueda emplearse con fines policiales y de seguridad. El Parlamento Europeo se sitúa, de momento, en el primer grupo. El Ejecutivo comunitario propuso en 2011 que las aerolíneas tuvieran que recoger un conjunto de datos personales de los pasajeros (nombre, dirección, teléfono y detalles de la tarjeta de crédito) y proporcionárselos a las autoridades de los países miembros. El objetivo era utilizarlos para investigar delitos graves y amenazas terroristas. La propuesta incluía los vuelos entre Europa y el exterior; quedaban excluidos los vuelos intracomunitarios.

Si el rechazo se confirma, la Unión Europea verá un nuevo retraso en una herramienta que considera fundamental en la lucha contra el terrorismo. Se da la paradoja de que Bruselas ha firmado un acuerdo de intercambio de datos de pasajeros con diversos países terceros (el más importante, Estados Unidos), pero no dispone de una norma común de recogida de datos, de forma que cada país actúa según su criterio.

Tras la votación, el responsable del informe de la Eurocámara sobre este asunto, el diputado conservador británico Timothy Kirkhope, expresó preocupación respecto a las consecuencias que esta negativa tenga para la lucha contra el terrorismo. Otros miembros de la Cámara, como la liberal holandesa Sophie in’t Veld, rechazan el debate en esos términos. “Crear un sistema europeo se datos no puede ser una excusa para ir más allá de la lucha contra el terrorismo y del crimen organizado ni para transformarlo en un instrumento de investigación e identificación de sospechosos desconocidos”, aseguró in’t Veld en la Comisión de Libertades.