Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos lanzan una campaña para animar a estudiar Religión en la escuela

Un vídeo asegura que la materia puede dar "las claves para evitar crisis" como la actual

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha presentado hoy el vídeo Una asignatura apasionante, con el que intentan animar a los jóvenes a cursar la asignatura de Religión en la escuela, cuyos contenidos son imprescindibles "para lograr una formación integral del alumno", aseguran.

El vídeo, de cuatro minutos de duración, presenta a un profesor de religión y moral católica durante el primer día de clase y a sus alumnos que, "al principio indiferentes, terminan prestando atención a lo que el profesor les cuenta", dicen la CEE en un comunicado.En él, el docente, entre refenciaa Newton o a Leonardo da Vinci, asegura que la materia puede dar a aquellos alumnos que en el futuro quieran ser economístas, políticos o empresarios "las claves para evitar crisis como la que estamos viviendo". 

El vídeo, que se puede ver en la web de la CEE, en la página unaasignauraapasionante.com, en Facebook y Twitter (donde se promocionará con el hagstag #apuntateareli) y forma parte de una campaña de comunicación dirigida a jóvenes.

Los personajes que intervienen son realmente un profesor y una quincena de alumnos que cursan Religión católica en colegios de Madrid, donde se han rodado las imágenes. En una nota, la CEE pide a los responsables de los centros que "garanticen el ejercicio efectivo de este derecho que asiste a los padres". "La clase de religión es necesaria para el logro de una formación completa del alumno, puesto que la formación religiosa escolar tiene la peculiar condición de ayudar a los alumnos a alcanzar una formación cristiana en relación y diálogo con los conocimientos y la cultura que la escuela transmite", asegura la CEE.

El curso pasado, un 72,4% de los alumnos de Educación Infantil (de tres a cinco años) optó por Religión, casi cinco puntos menos que el año anterior; en Primaria fue el 77,2% (80% el curso precedente). Solo se incrementó el porcentaje en la ESO, con el 65,4% de los alumnos (frente al 58,9% del curso 2010-2011). En Bachillerato, cursó la asignatura el 43,4% del alumnado.

Los acuerdos de España con la Santa Sede firmados en 1979 obligan a ofrecer la asignatura de Religión católica en las escuelas españolas, y los estudiantes eligen si cursarla o no. Distintas asociaciones han reclamado desde hace años la eliminación de la materia confesión del currículo escolar. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, llegó a apoyar también su eliminación el pasado mes de diciembre si salía adelante la reforma escolar que impulsa el Gobierno, que pretende establecer una asignatura alternativa a la de Religión, un vieja reivindicación de los obispos, para atraer a más estudiantes a la materia confesional.