Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oxford cambia sus normas de admisión y no exigirá demostrar medios económicos

Un aspirante a un curso de posgrado denunció a una facultad por discriminar a los pobres

La Universidad de Oxford, una de las más prestigiosas de Reino Unido está a punto de cambiar sus normas de admisión a los cursos de posgrado después de que un estudiante denunciara a una de sus facultades por discriminación contra los pobres. El centro reexaminará los métodos de selección de sus alumnos que no solo se basan en méritos académicos sino en su habilidad para probar que tienen medios suficientes para pagar las decenas de miles de euros de gastos de matriculación y los de manutención mientras duren sus estudios.

La revisión de la admisión llegará demasiado tarde para los miles de aspirantes a entrar en esa universidad que no lo han podido hacer debido a la "garantía finaciera" exigida por Oxford, pero ayudará a los que lo intenten el próximo mes de septiembre.

Las últimas estadísticas muestran que los estudiantes británicos consideran que los estudios de posgrado son cada vez más caros. En el curso 2011-2012, casi 16.000 alumnos empezaron cursos de posgrado en universidades británicas, lo que representa una caída del 8% respecto al año anterior, según los datos de la Agencia Estadística de la Educación Superior de Reino Unido.

Damien Shannon, un alumno de Oxford de 26 años, denunció a principios de año a una de sus escuelas, Saint Hugh's, por seleccionar a sus estudiantes por su riqueza. Shannon acusó a la facultad de discriminar en contra de los pobres por su política de preguntar a los aspirantes que probaran si tenían suficiente dinero para pagar 12.900 libras (15.130 euros) al año de gastos de manutención además de las decenas de miles que cuesta la matrícula. La facultad no tuvo en cuenta los ingresos que, gracias a trabajos, el aspirante esperaba tener a lo largo del curso, tal y como le obligaban sus normas internas.

En un comunicado conjunto de Shannon y la facultad, ambos anunciaron que habían "resuelto sus disputas y que el proceso abierto en los juzgados de Manchester iba a ser archivado". "La facultad de Saint Hugh's ha conseguido del consejo de facultades de la Universidad de Oxford revisar esa política de exigir garantías financieras a los aspirantes", añadieron. Al mismo tiempo, Shannon fue admitido en el curso de Historia Económica y Social en el que había solicitado plaza el pasado marzo.

© Guardian News & Media 2013