Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los recortes minan la calidad de los medios en EE UU

Las plantillas de los medios de comunicación han bajado un 30%, por la pésima situación del negocio, según el estudio del Estado del Periodismo 2013

Años y años de recortes en las redacciones de los medios han pasado factura a la calidad y han expulsado del mercado a cerca de un tercio de los consumidores, según el estudio del Estado del Periodismo 2013 en Estados Unidos del Centro de Investigación Pew hecho público ayer. Las plantillas de los medios de comunicación han bajado un 30%, por la pésima situación del negocio, desde el que fue su mejor momento en 2000, sumando ahora menos de 40.000 personas, la cifra más baja desde 1978, según el estudio. En 2012, Newsweek cerró su edición impresa tras 80 años en los quioscos y Time —la otra gran revista semanal de actualidad— ha reducido su plantilla en un 5% dentro de una campaña más amplia de despidos de la empresa.

Los reportajes han sido apartados para dejar paso a horas de información sobre el tráfico, el tiempo y los deportes, que suman un total del 40% de los contenidos producidos por las cadenas de televisión, las cuales han reducido a la mitad entre 2007 y 2012 las historias propias. Las tres grandes cadenas de noticias por cable (CNN, MSNBC y FOX) han rebajado un 30% sus noticias en directo desde 2007 —requieren un periodista y el desplazamiento de un equipo— y han apostado por entrevistas en el plató. Publicaciones como Forbes han asumido el uso de ciertas tecnologías que producen los contenidos sin la necesidad de la intervención de una persona.

Durante la pasada campaña electoral, apunta el estudio de Pew, los periodistas actuaron más como altavoces de los candidatos que como reporteros de investigación sobre temas de relevancia para los ciudadanos, lo que supuso que se daban por buenos los mensajes oficiales y no se interpretaban o contextualizaban por periodistas.

Todo lo anterior ha resultado en una industria sin el personal suficiente y no preparada para destapar historias, lo que ha provocado el dato arriba señalado de la expulsión de un tercio de los consumidores entrevistados porque ya no obtienen la información a la que estaban acostumbrados. Pero en opinión de David Westin, expresidente de noticias de la cadena ABC, “la cuestión es si los consumidores abandonan a una destacada organización de noticias porque no obtienen lo que buscan o si esas organizaciones no pueden costear ya dar más información porque se van los consumidores”.

Como indicador simbólico de los malos tiempos que vive la prensa impresa, el informe de Pew expone que “los diarios están abandonando sus grandes sedes en los centros de las ciudades por oficinas mucho más pequeñas”, e incluso a veces comparten espacio con colegas de profesión y así obtienen ingresos con un alquiler y dan uso al sitio dejado vacío como consecuencia de los despidos.

Esta es la décima edición del Estado de los Medios en EE UU y prueba la tendencia iniciada hace una década del declive de la prensa y la radio a favor de los medios online. La televisión sigue siendo el medio por el que se informa la gente de forma mayoritaria. Más de un cuarto de los norteamericanos (27%) obtiene las noticias a través de dispositivos móviles (teléfonos y tabletas). Pero más del 80% de quienes obtienen noticias a través de un teléfono inteligente o tableta se informa también a través de un portátil u ordenador de mesa.