Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michelle Obama: “Un país con mujeres libres asegura un mundo más próspero”

La primera dama y el secretario de Estado reconocen la lucha a favor de los derechos de la mujer de nueve activistas de distintos países, entre ellas la hondureña Julieta Castellanos

John Kerry y Michelle Obama con las nueve mujeres premiadas por el Departamento de Estado.
John Kerry y Michelle Obama con las nueve mujeres premiadas por el Departamento de Estado.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y el secretario de Estado, John Kerry, han entregado este viernes los premios Mujeres de Coraje a nueve activistas que, en sus países de origen, se han destacado por la lucha a favor de los derechos de la mujer. Obama y Kerry han hecho hincapié en la importancia de proteger el derecho a la igualdad de las mujeres como garantía de progreso social y económico.

“Estas mujeres nos permiten poner voz y cara a todas las mujeres que cada día sufren la represión y la desigualdad”, ha señalado la primera dama. “Ellas nos han demostrado la importancia de alzar la voz y denunciar las injusticias. Un mundo en el que las mujeres son más libres y más fuertes garantiza una sociedad y una economía más próspera y mejor”.

Unos tuits antisemitas posponen un galardón

Estaba previsto que la egipcia Samira Ibrahim también recibiera el premio Mujeres con Coraje, pero el Departamento de Estado ha decidido posponer su entrega debido a unos tuits antiamericanos y antisemitas publicados desde su cuenta de Twitter. La egipcia fue una de las siete mujeres a las que se les obligó a someterse a test de virginidad tras ser detenidas durante las protestas en la plaza de Tahrir en El Cairo en marzo de 2011.

La denuncia de estas prácticas y su liderazgo en la lucha contra la violencia de género en Egipto es lo que determinó al Departamento de Estado a otorgarle el premio. Sin embargo la publicación de unos tuits de Ibrahim en The Weekly Standard en los que apoyaba los ataques a las embajadas de EE UU el pasado 11 de septiembre, citaba a Hitler y se alegraba del asesinato de cinco judíos en un ataque terrorista en Bulgaria el pasado julio, ha obligado a la Administración a iniciar una investigación sobre los tuits y a posponer la entrega del premio a Ibrahim hasta que ésta termine.

Ibrahim ha asegurado que su cuenta de Twitter fue atacada y que ella no ha escrito esos mensajes. “La señora Ibrahim nos ha negado categóricamente que fuera la autora de los tuits”, dijo el jueves la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland. “Pero necesitamos tiempo y desarrollar nuestra propia revisión con prudencia”.

Entre las nueve galardonadas, procedentes de Afganistán, Tibet, Nigeria, Somalia, Siria, Somalia y Vietnam, se encuentra la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos. Castellanos ha sido premiada por su trabajo para ayudar a la reconciliación nacional tras el golpe de Estado de 2009. “Pese a que las autoridades mataron a su hijo, ella decidió olvidar su dolor y trabajar para acabar con la polarización política en su país”. La rectora ha auspiciado una red de más de 400 organizaciones para dar más visibilidad a la sociedad civil en la participación política de Honduras y promueve la necesidad de una reforma de las policía y de la justicia.

No todas las ganadoras han podido recoger el premio en persona como Castellanos. La siria Razan Zeitunah, una de las principales voces de la oposición al régimen de Bachar el Asad, lleva 22 meses escondida para evitar las represalias del Gobierno de Siria; la bloguera vietnamita, Ta Phong Tan, cumple una condena de 10 años de cárcel por criticar al Gobierno comunista de su país y a al escritora tibetana, Tsering Woeser, las autoridades chinas le han negado la emisión del pasaporte. “Son un ejemplo de la represión que aún atenaza al mundo”.

La periodista rusa Elena Milashina, que ha investigado el tráfico de drogas y la muerte de otros compañeros de profesión, la nigeriana, Josephine Obiajulu, que ha denunciado la violencia contra las mujeres en su país, la afgana Malalai Bahduri, la primera mujer en formar parte de la fuerza nacional de ese estado y la activista de Somalia, Fartuum Adan, encargada de ofrecer el discurso de agradecimiento, también han sido premiadas.

Kerry ha entregado otro galardón a título póstumo a Nirbhaya, la india de 23 años que murió el pasado diciembre tras haber sido violada de manera colectiva por los miembros de una banda. La atrocidad desencadenó una serie de protestas por toda La India reclamando la protección de los derechos de la mujer.