Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hepatólogos critican el retraso en incorporar los nuevos tratamientos

La triple terapia aumenta la curación de la hepatitis C del 40% al 75%

El acceso a la medicación depende de las comunidades

Unas 900.000 personas tienen hepatitis C en España, de las que la mitad lo ignora; pero, para algunos, saberlo no es suficiente. Es el caso del 20% (unas 180.000 personas) que, por culpa de las medidas de ahorro que –a corto plazo- hacen que algunas comunidades no se beneficia de las últimas terapias. Lo denuncia la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que señala directamente a Asturias, Baleares, Aragón o Canarias como las comunidades que más pegas ponen, aunque también menciona a Cataluña, por el retraso en la aprobación.

El tratamiento de la hepatitis C se revolucionó hace algo más de un año con la aparición de una tercera familia de fármacos, inhibidores de la proteasa, que añadir a los dos que se daban habitualmente (interferón y ribavirina). Con ello, para los genotipos más frecuentes en España se consiguió casi duplicar la curación, de alrededor del 40% al 75%. El problema es que estos productos son muy caros. Rafael Esteban, presidente de la AEEH indica que la crisis está llegando a tal punto que está paralizando que los pacientes puedan beneficiarse de tratamientos surgidos gracias a la investigación, ya que ni los gobiernos autonómicos ni los hospitales pueden asumir el coste que suponen.

Pero los expertos advierten de que este ahorro lo es solo a corto plazo. Al evitar pagar el fármaco, se curan menos afectados, y la evolución de la hepatitis C puede ser muy grave, llegando a cirrosis, cáncer hepático, en cuyo caso puede hacer falta un trasplante, que son mucho más caros de afrontar.

Además, el trasplante no es una solución al alcance de todos. Pese a las mejorías en los procesos de donante vivo, “solo uno de cada dos pacientes en lista de espera recibirá un hígado este año y se calcula que el 7% morirá antes de recibirlo”, indica la sociedad, y ello pese a los 1.137 trasplantes que se realizaron en 2011, por ejemplo.