Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma educativa vuelve a dividir al Consejo Escolar del Estado

"Hay determinado punto a partir del cual el consenso no es posible", dice el presidente del organismo

"Hemos hecho esfuerzos de aproximación para la búsqueda de consensos y están reflejados en el informe de la ponencia, pero hay determinado punto a partir del cual el consenso no es posible y entran en funcionamiento las reglas de las mayoría, el libre juego de los apoyos", ha dicho esta mañana el presidente del Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez, en referencia a la postura del máximo organo consultivo en el ámbito de la educación sobre la reforma legal que está tramitando el Gobierno: el dictamen de la ponencia ha sido favorable, aunque haya criticado algunos puntos el cambio legal. El pleno lo ha respaldado con 56 votos a favor, 36 en contra y 2 abstenciones.

Esta es la segunda vez que el Consejo Escolar debate la reforma, pues la primera lo hizo sobre un texto que ha variado enormemente. En aquella ocasión, a finales del pasado mes de octubre, una parte de los respresetantes abandonaron la reunión: se fueron una treintena de un total de 107, entre ellos, los sindicatos CC OO, UGT, Intersindical Galega, STES y ELA; la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), el Sindicato de Estudiantes, la conferedación laica de padres Ceapa y parte de la Federación Española de Municipios y Provincias. La razón fue que el presidente decidió vetar uno de los informes alternativos, el presentado por STES, muy crítico con el proyecto, al considerarlo ofensivo, entre otras cosas, por comparar la reforma con la educación franquista. STES "ha traspasado la línea roja", la del "respeto", dijo entonces López Rupérez.

Hoy, la reunión vuelve a reflejar la división en el seno de la comunidad educativa en torno a la reforma, a la que se oponen frontalemente buena parte de los representantes de la educación pública; la consideran lesiva para el modelo de escuela estatal y creen que no mejora los problemas del sistema y, sin embargo, hará más profundas las desigualdades sociales.

Así, el pleno del Consejo Escolar también ha rechazado hoy pedir la retirada del anteproyecto, que han reclamado los sindicatos STES, FETE-UGT, FECCO y CIG, las asociaciones de padres de Ceapa y las organizaciones de alumnos Faest y Sindicato de Estudiantes.