Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALMUERZO CON... RAFAEL PAMPILLÓN

“Ahora hay que elegir entre quebrar o recortar”

El profesor ha sido elegido mejor docente de Administración de Empresas de España

Rafael Pampillón, director del Área de Economía Instituto de Empresa.
Rafael Pampillón, director del Área de Economía Instituto de Empresa.

Puede que no sea políticamente correcto, pero lo dice: “Si tengo éxito como docente es por el IESE”, la escuela de negocios donde cursó un MBA a los 23 años y competidora directa de la que actualmente le paga el sueldo. Rafael Pampillón, profesor de Economía de IE Business School, ha sido reconocido por sus alumnos actuales y pretéritos como el mejor maestro español de Administración de Empresas de 2012, en una novedosa competición mundial lanzada este año por The Economist. Y es ese “punto políticamente incorrecto el que me da éxito en las clases”, confiesa en la seguridad de su dominio del “método del caso”, el sistema de enseñanza de directivos popularizado por Harvard y hoy cuestionado porque no ha servido para preparar a los altos cargos de las empresas para frenar la crisis. La metodología se basa en estudiar problemáticas concretas de la economía de un país o de una empresa para luego discutir la solución.

Pampillón pasa de puntillas por los traspiés que han dado los economistas de todo el mundo a la hora de prever la crisis y a la hora de ponerle remedio. Al menos, en la primera parte del almuerzo. “Algunos predijimos la devaluación interna con que se están solucionando los desequilibrios de la economía española”, se defiende mientras acaba las lentejas de su menú.

Pero, a medida que calienta motores, reconoce que “lo más grave del salto demográfico y ocupacional que hemos dado en los últimos años es que se ha basado en sectores sin futuro. Fue un error que no supimos ver y ahora nos hemos dado cuenta de que no tenemos salida para la crisis”. “No sabemos qué nos puede sacar de ella”, insiste el profesor, que es de quienes piensan que “estamos pagando los excesos cometidos en los últimos años”. “Y ahora hay que elegir, como Estado y como empresa, entre quebrar o recortar”.

 “En España la única salida para digerir tanto  desempleado es la emigración. No veo más alternativas”

A Pampillón le resulta difícil encontrar otra solución que no sea la devaluación de los salarios para remontar la crisis. Es lo que dice la ortodoxia. “En España la única salida para digerir a tantos desempleados es la emigración. No veo más alternativas”, considera mientras vislumbra que la tensión social irá en aumento. “Habrá contestación en la calle antes de que la economía empiece a salir del túnel, en 2014”. Entonces, y ante las elecciones de 2015, “Rajoy tendrá que impulsar políticas expansivas si no quiere que peligre su reelección”. Pura teoría económica.

Pampillón dibuja en el mantel, como si estuviera en clase delante de la pizarra, los desequilibrios de la economía española.

Es didáctico. Lo que está en cuestión es el Estado de bienestar, dice. “Y ahí es donde el Gobierno tiene que dejar de actuar al dictado de Bruselas y trazar un plan, una agenda de actuaciones de cara a 2020”.

El mejor profesor de España rechaza el café. “La vida tiene suficientes estímulos sin café. Si lo tomo, no duermo en dos noches”, bromea. Come piña mientras descarta que el capitalismo vaya a desaparecer como modelo económico tras esta crisis mundial que lo ha comprometido. No hay más que ver cómo lo están abrazando en India, China y en los países de África, que son los que disfrutan hoy de mayor crecimiento económico. ¿Querrán cambiar el modelo, ahora que lo han descubierto y que les va bien?, se pregunta. Para Pampillón, el cambio de paradigma económico va para largo.