Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruta del ‘Curiosity’ en Marte

El robot hará una prueba de avanzar, retroceder y girar antes de empezar a desplazarse por el planeta rojo

Ruta posible del ‘Curiosity’ desde el punto del cráter Gale donde ha aterrizado hasta las laderas del monte Sharp.
Ruta posible del ‘Curiosity’ desde el punto del cráter Gale donde ha aterrizado hasta las laderas del monte Sharp.

El laboratorio rodante Curiosity ya tiene una posible ruta de exploración en el cráter Gale de Marte, avanzando desde el punto en el que aterrizó el pasado 6 de agosto hasta la base del monte Sharp que interesa especialmente a los geólogos de la misión. Los responsables de la misión han trazado el camino sobre las imágenes de la zona obtenidas por los satélites en órbita marciana. “Los equipos científico y de operación están evaluando varias rutas potenciales que nos llevarían hacia el monte Sharp con, tal vez, unas cuantas paradas intermedias para inspeccionar los diferentes terrenos que hemos identificado en el área del aterrizaje”, ha explicado Mike Watkins, jefe de la misión. “Como ya hemos dicho, nos llevará una buena parte del primera año de operación en Marte llegar a las capas de sedimentos del monte Sharp”.

Pero el robot aún tiene que echar a andar ya que sigue parado en el punto en el que lo depositó la grúa espacial al final de la maniobra de descenso, mientas se le activan los sistemas e instrumentos científicos y se revisa su funcionamiento. En los últimos días se ha instalado en sus ordenadores el software de operación en el suelo de Marte.

El primer desplazamiento será en torno al sol 15 (un sol es un día marciano), es decir, a finales de esta semana o principios de la próxima, como muy pronto. Los ingenieros primero ordenarán al robot hacer una prueba avanzando un poco, luego retrocediendo y girando. El vehículo lleva seis ruedas con tracción en cada una y antes de cualquier movimiento habrá que verificar el movimiento de los motores de las cuatro de las esquinas. El paso siguiente será ensayar el brazo articulado del robot en el que van instalados varios instrumentos científicos y una cámara. Los aproximadamente 400 investigadores de la misión aún no han elegido un objetivo para los primeros análisis que realizará el Curiosity, según informa la NASA.