Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

39.000 euros para cada víctima de la esterilización forzada

Carolina del Norte aprueba un proyecto ley para compensar económicamente a los afectados

La primera ley en Estados Unidos sobre la esterilización forzada se redactó en Indiana en 1907
La primera ley en Estados Unidos sobre la esterilización forzada se redactó en Indiana en 1907

Algunas de las víctimas de la esterilización forzada en Estados Unidos por fin tienen su recompensa. Un proyecto de ley aprobado en Carolina del Norte esta semana indemniza a los afectados con 50.000 dólares (unos 39.000 euros) para cada uno de ellos. El Comité de Finanzas y la Cámara de Representantes del Estado ha dado luz verde al texto y se espera que el Senado lo apruebe definitivamente la semana próxima. La gobernadora demócrata, Beverly Perdue, ha accedido a firmarlo cuando llegue a sus manos y ha dejado asignado un presupuesto de 10 millones de dólares.

Si la resolución sale adelante, Carolina del Norte se convertirá en el primer Estado en adjudicar una compensación económica a las víctimas de esta práctica en EE UU. El promotor del proyecto de ley, el republicano Larry Womble, aseguró que aunque “no era un proyecto perfecto, sí que es un paso que nos separa del resto del mundo. Hoy es un día para estar orgullosos”, explicó en el medio digital The Daily Caller.

Esta medida, denominada eugenesia, consistía en esterilizar en contra de su voluntad a los más desfavorecidos

La resolución otorga 50.000 dólares (39.000 euros) a las víctimas de la esterilización forzada que estén vivas el 1 de marzo de 2010. Los afectados tendrán hasta finales del 2015 para denunciar su caso. Hasta el momento, el Estado ha identificado a 132 víctimas, de las cuales 118 ya se han registrado para recibir las indemnizaciones. Según los legisladores, estas prácticas en Carolina del Norte iban dirigidas sobre todo a las personas más pobres.

Esta intervención médica, denominada eugenesia, consistía en esterilizar en contra de su voluntad a los más desfavorecidos -sobre todo a mujeres, pobres y negras con discapacidades físicas o mentales- con el fin de que su material genético no se transmitiera a las generaciones futuras. En este Estado, concretamente, se calcula que se realizaron unas 7.600 entre 1929 y 1974, de las cuales 2.000 podrían seguir con vida. Las víctimas llevan luchando desde el pasado mes de diciembre para que se castigue esta práctica.

Aunque hoy los legisladores la consideran una crueldad, la eugenesia fue muy común en la primera mitad del siglo XX en EE UU. Se llegó a aplicar en 32 Estados y contó con al menos 30 leyes que la respaldaban. La primera norma se implantó en 1907. El Tribunal Supremo consideró su legalidad en 1927, con un resultado de ocho jueces a favor y uno en contra, asumiendo que no solo eran legales sino que además debían ser recomendadas. Todavía hoy, EE UU carece de una ley federal que la prohíba.

Más información