Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Una mujer no es menos por no ser madre ni un hombre más por ser ministro"

El PSOE ataca a Gallardón en el Congreso por "repartir carnés de mujer auténtica"

El ministro cita a Luther King para defender a "una sola mujer que quiera ser madre y no pueda"

"Ni una mujer es menos mujer por no  ser madre, ni un hombre más inteligente por ser ministro".  Es la respuesta que ha dado a la diputada socialista Patricia Hernández al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien había dicho que "la libertad de la maternidad es la que hace a las mujeres auténticamente mujeres". Pero el ministro, en la sesión de control al Ejecutivo, se ha reafirmado en su planteamiento y ha recurrido esta vez al célebre defensor de los derechos civiles Martin Luther King para asegurar que la actitud del Gobierno será defender a una sola mujer que quiera ser madre y no pueda.

"¿Cree que si sólo fueran 1.000 las personas en España que quisieran ejercer su derecho a la maternidad y no pudieran hacerlo no merecerían la intervención, de los poderes públicos?, Y si fueran 100? ¿Y si fueran 10? ¿No estaría justificado el ejercicio de solidaridad?, ¿Y si fuera una sola mujer que quisiera ser madre y no pudiera serlo? ¿No estaríamos todos obligados a hacerlo?", se preguntó Gallardón en el Congreso.

En respuesta a la pregunta de la diputada socialista sobre qué casos tiene el Gobierno acreditados en cuanto a "violencia estructural" en las mujeres encinta, el titular de Justicia ha hecho un nuevo paralelismo con uno de los "más hermosos discursos" de Martin Luther King. Según ha destacado, afirmó que "cualquier injusticia contra una persona representa una amenaza para todas las demás" y que "si ayudaba a una sola persona a tener esperanza no habría vivido en vano".

Además, ha recordado que un informe del Consejo Económico y Social (CES) advierte de que "las mujeres conciben la maternidad como un riesgo que afecta directamente al ámbito laboral y al desarrollo de sus individuaidades".

En esta línea, ha preguntado a la socialista cuántos casos cree que son necesarios para el PSOE para que el Gobierno intervenga en estas situaciones y a partir de qué cantidad se sentiría su grupo emplazado a tomar en consideración la preocupación de una mujer que tenga dificultades para poder cumplir su derecho a la maternidad.

La socialista canaria ha citado al padre de Gallardón quien, según ha puntualizado, reconoció una vez que, si él era conservador, había que conocer a su hijo Alberto. "Ese sí que es de derechas", ha asegurado la parlamentaria que afirmó el progenitor del ministro.

Gallardón le ha agradecido, con ironía, a la socialista la mención a su padre y posteriormente ha recordado que cuando se creó una subcomisión parlamentaria para estudiar la interrupción del embarazo en 2009 en la Cámara Baja, la coordinadora Estatal de Organizaciones Feministas del Estado Español, Justa Montero, dijo que pese a las nuevas medidas "sigue habiendo muchas veces una política empresarial que sigue haciendo de la maternidad un obstáculo para las mujeres".

Después de señalar que algunas mujeres embarazadas se ven abocadas a una "violencia estructural" por el mero hecho de estar encinta, Gallardón ha recordado que la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, sí reconoció que podían darse este tipo de casos que presionen a las mujeres a abortar, si bien apuntó que "son muy reducidos y muy pocos casos".

Hernández ha criticado la insistencia del ministro por "ocupar titulares y espacios en los medios de comunicación" que no es capaz de hacer ni como ministro de Justicia ni con su gestión. "Demasiados empeños en ser 'trending topic' sólo ofendiendo a las mujeres. Usted no reparte los carnés de mujeres auténticas, igual se lleva un disgusto, pero es así", ha criticado.

Por ello, ha señalado que Gallardón forma parte de un Gobierno que con su reforma laboral, que el ministro ha apoyado, se restringen los derechos de las mujeres, y entre ellos el de ser madre, porque por ejemplo, se condiciona el derecho a jornada reducida por cuidado de hijo, así como el permiso de lactancia, o la supresión de las bonificaciones de cuotas cuando una mujer después de una excedencia por cuidado de hijo se incorpora a su puesto de trabajo, entre otros aspectos.

"Usted con todo esto no puede venir aquí a engañarnos y a decirnos que va a proteger la maternidad, porque forma parte de un gobierno que dificulta aquello de ser mujer-madre-trabajadora", ha indicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información