Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Einstein ya está en Internet

La Universidad Hebrea de Jerusalén vuelca en la Red todo el legado documental del científico

Algunos de los documentos de Einstein que han sido digitalizados.
Algunos de los documentos de Einstein que han sido digitalizados. GETTY

La Universidad Hebrea de Jerusalén expone desde hoy en Internet el legado de Albert Einstein. Unas 7.000 páginas con documentos personales y obras científicas del creador de la teoría de la relatividad ya pueden consultarse en el sitio www.alberteinstein.info, una cifra que irá creciendo a lo largo del año hasta llegar a 80.000, en una iniciativa en la que participan la editorial de la Universidad de Princeton, que publica en papel los trabajos del investigador, y el Einstein Papers Project (EPP) del Instituto Tecnológico de California, que los edita.

El objetivo es colgar en la red toda la obra, documentos personales y correspondencia del hombre que revolucionó la ciencia del siglo XX. "Hoy lanzamos un proyecto que nos permite exponer al público los tesoros del conocimiento. Einstein dejó el archivo para darlo a conocer al mundo y lo hacemos de la mejor manera posible: en la red", subrayó el presidente de la Universidad Hebrea, Menajem Ben Sasson, durante la presentación del archivo.

Entre los documentos que ya pueden consultarse está una carta de los años cuarenta al palestino Azmi El-Nashashibi, editor del periódico El Falastin, en la que el científico propone una original solución al conflicto entre árabes y judíos. También hay otra misiva a la comunidad judía de Berlín en la que explica las diferencias entre la "religión judía" y el "nacionalismo judío", así como un discurso sobre recaudación de donaciones para el movimiento sionista y sus relaciones con la Universidad Hebrea, que él ayudó a fundar entre 1918 y 1925.

El archivo también permite conocer la vida personal del genio a través de diversos escritos y correspondencia. Se incluyen incluso cartas a sus amantes, publicadas por primera vez en 2006, veinte años después de que falleciera la hija que su segunda esposa tenía de un anterior matrimonio.

La cesión y explotación de los derechos de imagen del científico, premio Nobel de Física en 1921, han llegado a aportar a la Universidad Hebrea de Jerusalén hasta un millón de dólares anuales. Los internautas podrán leer y analizar todos sus documentos, pero no descargarlos, porque los derechos de la propiedad intelectual siguen perteneciendo a la institución.