CIENCIA

Depresión por exceso de una proteína en el cerebro

Un experimento con ratones muestra la pérdida de capacidad de luchar por la supervivencia cuando resulta afectada una región del hipocampo

Imagen de nuevas neuronas jóvenes (marcadas en rojo) que nacen continuamente en el cerebro adulto y que conviven con neuronas ya maduras (en azul).
Imagen de nuevas neuronas jóvenes (marcadas en rojo) que nacen continuamente en el cerebro adulto y que conviven con neuronas ya maduras (en azul).CBM

Los científicos que hacen experimentos con ratones saben que si meten animales sanos en un recipiente de agua, como una piscina a escala, intentan nadar, mantener la cabeza a flote y salvar la vida. Sin embargo, en un ensayo con unos ratones transgénicos específicos, en cuyo cerebro se expresa en demasía una proteína denominada Tau, los investigadores han constatado que esos roedores se abandonan, no se esfuerzan por sobrevivir, no hacen nada cuando se están ahogando, han perdido todo interés. Comer sí que comen, pero sin especial afán por el alimento. Es un comportamiento depresivo que ha sorprendido a los científicos, un equipo de expertos en Alzheimer del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Las proteínas Tau, que en condiciones normales están implicadas en la constitución del armazón de las neuronas, se convierten en uno de los daños clásicos del cerebro de quienes padecen Alzheimer al formar ovillos que llenan las células de regiones concretas del cerebro hasta matarlas. El otro elemento clave de la enfermedad son las placas.

Jesús Ávila, María Victoria Llorens-Martín, Félix Hernández han hecho unos ratones transgénicos en cuyo cerebro (en el lóbulo temporal, donde está el hipocampo), se producen demasiadas proteínas Tau humanas. Esos roedores de laboratorio no llegan a tener problemas cognitivos hasta edades avanzadas (un año), pero mucho antes, con solo tres meses, tienen un comportamiento típicamente depresivo. Para los investigadores ha sido una sorpresa y están ahora estudiando la causa. De momento, dan a conocer los resultados del experimento en la revista Neuroscience y recuerdan que la depresión está, en algunos casos, asociada al Alzheimer.

Las proteínas Tau se convierten en uno de los daños clásicos del cerebro de quienes padecen Alzheimer

“La muerte de un tipo especial de células precursoras de las neuronas presentes en el cerebro, producida por la sobrexpresión de la proteína Tau, parece ocasionar en los ratones una pérdida de su capacidad de luchar por la supervivencia, lo cual es considerado un comportamiento semejante a la depresión humana”, explican los científicos. El hecho de que algunas regiones del cerebro sean especialmente sensibles a la expresión intensificada de esta proteína debe ser tenido en cuenta de cara a la prevención y tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas, según un comunicado de la UAM.

¿Por qué se enfocan estas investigaciones en el hipocampo? “El cerebro posee una capacidad regeneradora necesaria para la prevención de ciertas enfermedades neurodegenerativas, capacidad que incluye el nacimiento de nuevas neuronas implicadas en los procesos de memoria y aprendizaje”, escriben los investigadores. Sin el nacimiento de nuevas neuronas el cerebro no sería capaz de almacenar nuevas memorias y esto parece estar relacionado con la aparición de procesos neurodegenerativos como el Alzheimer. Durante la vida adulta, el nacimiento de nuevas neuronas sólo se produce en algunas regiones del cerebro y en las personas, la más importante de estas regiones parece ser el hipocampo, relacionada con el aprendizaje y la memoria. Además, el hipocampo parece tener subregiones relacionadas también con el control de procesos emocionales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS