Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los suplementos vitamínicos pueden ser peligrosos en personas mayores

Un estudio demuestra que aumentan la mortalidad en mujeres sanas

Los suplementos pueden aumentar la mortalidad.
Los suplementos pueden aumentar la mortalidad. Reuters/EP

Los suplementos nutricionales están en el punto de mira. Una revisión de los datos que se han publicado sobre los añadidos de vitaminas y minerales ha concluido que no solo no aumentan la longevidad de quienes los toman, sino que incluso parece que entre quienes los ingieren la mortalidad es mayor. El trabajo lo ha publicado la revista Archives of Internal Medicine.

En concreto, el estudio clave es uno que ha tomado datos de casi 39.000 mujeres a las que se preguntó por sus hábitos al respecto entre 1986 y 2004. Las encuestadas tenían entre 55 y 69 años al comienzo del periodo. Y la conclusión es que la tasa de mortalidad era superior entre las que tomaban ese tipo de productos. Concretamente, se vio esa relación con multivitaminas, vitamina B6, ácido fólico, hierro, cobre, cinc y magnesio. La ingesta de vitamina A, beta-carotenos y selenio no tenía un efecto significativo. Solo el calcio —tomado directamente y no como vitamina D, que ayuda a fijarlo— estaba relacionado con una disminución de la mortalidad.

Como recuerdan los autores de un análisis del trabajo que ha realizado la web Medscape, este estudio concuerda con otro Cochrane (una metodología que analiza trabajos previos), en el que se revisaron 77 estudios que involucraban a 232.550 personas, en las que se midió el efecto de los antioxidantes, sin que se viera que estos influyeran.

Resistencias

La publicación digital va aún más lejos. El titular de su artículo admite que los resultados son chocantes, y que van a encontrar la resistencia de muchas personas, entre ellas facultativos y usuarios. Por eso es un tajante Vitaminas a la basura: convenza a sus pacientes.

Los datos están avalados por una condición. Curiosamente, las mujeres que informaban de que tomaban estos suplementos eran las que, en el momento inicial, manifestaron que estaban en mejores condiciones de salud. Por eso que fuera ese grupo el que al final registrara las mayores tasas de mortalidad son una señal preocupante.

Lógicamente, se han tomado datos de mujeres sanas. La desnutrición está muchas veces asociada al aumento de la edad (en España, algunos informes calculan que hasta un 20% de los mayores no está bien alimentado), y en ese caso los suplementos están recomendados.

 

 

Más información