Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez cree que demoler El Algarrobico causaría daños irreparables a la promotora

Rechazo a la ejecución del fallo que anuló la licencia del hotel levantado en Cabo de Gata

Otro nuevo conflicto en el laberinto judicial en torno al hotel construido en El Algarrobico, en el parque natural de Cabo de Gata. Un juez de lo Contencioso-administrativo ha rechazado ordenar la ejecución provisional de la sentencia que declara nula de pleno derecho la licencia municipal de obras del hotel de Azata del Sol en Carboneras (Almería). El auto considera que la demolición de lo construido "llevaría consigo perjuicios ciertamente irreparables e irreversibles" para la promotora del establecimiento. La decisión final sobre el hotel y su licencia está pendiente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El juez deniega la solicitud que, en septiembre, fue presentada por los colectivos conservacionistas Salvemos Mojácar y Ecologistas en Acción. Con su demanda perseguían que el Ayuntamiento de Carboneras dictaminase a su vez la nulidad del acto administrativo en el que se aprobó la licencia de obras para, de este modo, eliminar cualquier "obstáculo legal" para acometer el derribo del inmueble de una veintena de plantas y 411 habitaciones.

Una docena de resoluciones judiciales apuntan que la construcción del edificio a 28 metros del mar no fue conforme a derecho. Entre ellas, una emitida en septiembre de 2008 por el mismo juez que paralizó las obras, apreciaba indicios de nulidad en la licencia por no haber tenido en cuenta ni el deslinde de 100 metros, ni que los suelos figuraban como protegidos. La sentencia fue recurrida por Consistorio y promotora ante el TSJA.

Este tribunal ya dictaminó que la zona en la que se levantó el polémico hotel -actualmente paralizado- estaba considerada ya como un "espacio natural protegido, no urbanizable" en el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) del parque de 1994.