Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carcaño: "Había un cenicero y le di un golpe. No sé cómo lo hice, perdí los nervios"

El principal acusado insiste en que no sabe dónde está el cuerpo de Marta del Castillo.- Exculpa a su hermano y al menor absuelto del crimen.- Dice que se inventó su versión de marzo y la violación para evitar al jurado.- Afima que su amigo Samuel le dijo "algo del río" cuando preguntó qué había hecho con el cadáver

La segunda sesión del juicio por la violación, asesinato y desaparición de Marta del Castillo ha comenzado en la Audiencia de Sevilla con el interrogatorio a los cuatro acusados: Samuel Benítez, Javier Delgado y María García, los tres imputados que están en libertad y que han sido recibidos con abucheos e insultos, y el principal imputado, Miguel Carcaño, quien ha recuperado su última versión para intentar convencer al tribunal de que la muerte de la menor sevillana fue accidental. "Había un cenicero dentro de la habitación y le di un golpe. No sé cómo lo hice, perdí los nervios", ha declarado. Carcaño ha finalizado sus respuestas al fiscal asegurando que no sabe dónde está el cuerpo de Marta.

El precedente dará probablemente fuerza psicológica a los cuatro acusados

Carcaño ha comenzado con el relato de su encuentro con la menor el día del crimen. Ha hablado tranquilo y con ritmo pausado. Ha contado que, el 24 de enero de 2009, después de estar la tarde en el barrio de Marta y en Triana, quedaron sobre las 20.30 en su casa con El Cuco, el menor imputado también en el caso.

Marta le recriminó, ha dicho, que había ido contando que habían mantenido relaciones y que le aseguró que no había nada. Discutieron entre cinco y diez minutos. En la casa estaba su hermano, arreglándose para irse a trabajar. Una vez que sale el hermano, se quedaron solos. Fueron al salón y se pusieron a hablar de la relación que habían mantenido hace unos meses.

Ha afirmado que Marta le reprochó que tuviera otra pareja. "Nos acaloramos discutiendo y en un momento había un cenicero detro de la habitación y le di un golpe", cuenta. "No sé cómo lo hice, perdí los nervios. Se cayó al suelo, tenía sangre y no sabía qué hacer", ha relatado. El principal acusado ha exculpado al menor absuelto del crimen y reiterado su última versión del suceso. Afirma que llamó a El Cuco y a Samuel, que llegó en un Opel Astra Rojo, y que sacaron el cuerpo en una silla de ruedas sobre las 21.30.

El fiscal le ha preguntado si sus amigos le contaron qué hicieron con el cuerpo y él responde que, sobre las doce de la noche, habló con Samuel y le dijo "algo del río".

El fiscal advierte que hay contradicciones entre este relato de Carcaño y lo que dijo en una declaración judicial, durante la que se inculpó de violar y asesinar a la joven junto a El Cuco. El acusado asegura que lo dijo por vengarse del menor, que implicó a su hermano.

Declaración de marzo

A petición del fiscal, se ha dado lectura a la declaración prestada por Carcaño ante el juez el 17 de marzo de 2009, cuando contó que estaba con Marta en su casa y llegó El Cuco muy borracho y con unas pastillas de hachís. Afírmó que bebieron y fumaron, pero que Marta no lo hizo. Carcaño intentó besar a Marta y, ante el rechazo de ella, él le dio un puñetazo. El Cuco también pegó a la chica. Ambos la llevaron al dormitorio, la desnudaron de cintura para abajo y la violaron. Taparon la boca de la menor con un calcetín, la ataron con cinta aislante y la amenazaron mientras abusaban de ella. Después, siempre según el relato de la declaración de marzo, El Cuco cogió una alargadera que había en la habitación de Carcaño y la enrolló alrededor del cuello de la chica. "Marta quedó blanca, con los ojos morados", contó Carcaño.

En esta misma declaración, el acusado narró cómo comprobaron con un tensiómetro que Marta estaba muerta, guardaron sus cosas en bolsas y la sacaron de la casa en una silla de ruedas para tirar el cuerpo a un contenedor cerca de la vivienda. Luego limpiaron la casa y él se fue a Camas a la casa de la que entonces era su novia. Ni Samuel ni su hermano estuvieron en la casa el día del crimen. El fiscal ha preguntado hoy a Carcaño si se inventó "tantos" detalles de la violación y el asesinato. "Sí", ha respondido.

Tras visionar el vídeo de la reconstrucción de los hechos realizada por Carcaño con la policía en su casa el 16 de marzo de 2009, el fiscal ha vuelto a interrogarle sobre las horas posteriores a la muerte de Marta del Castillo. El acusado asegura que volvió de noche a casa de su novia en Camas, cenó y se acostó tras ingerir relajantes musculares para poder dormir. También niega que volviera a Sevilla sobre la 1.45 de aquella madrugada, a pesar de que dos testigos aseguran que lo vieron en su casa de la calle León XIII, donde supuestamente se cometió el crimen.

El tribunal ha escuchado en la sala una conversación de teléfono entre Carcaño y su hermano en la que, con pasmosa tranquilidad, charlan sobre las pesquisas de la policía en los días posteriores al crimen. Su declaración ha terminado cuando el fiscal le ha preguntado: "Miguel, ¿dónde se encuentra el cuerpo de Marta del Castillo?". "No lo sé", ha respondido.

Abogado de la familia

El abogado de la familia se ha extrañado de que Carcaño no preguntara más a sus amigos por el paradero del cuerpo de Marta y el joven responde que casi no habló con ellos esos días. También se ha interesado por la carta que escribió Carcaño antes de su intento de suicidio en la que insistió en que él y El Cuco violaron y mataron a Marta. "No podía más, tenía muchas cosas encima e intenté suicidarme", ha recordado el acusado.

El abogado de Samuel Benítez, Manuel Caballero, ha aprovechado su turno para enumerar algunas contradicciones entre los detalles que dio cuando le detuvieron y los que da ahora. Carcaño se ha justificado en que, aquellos días, estaba "muy presionado por la policía" y no sabía qué decir. Se contradice sobre cómo llegó Samuel a la casa, sobre la ropa que vestía y sobre los restos de sangre en la vivienda.

Carcaño ha insistido al abogado de su amigo que dijo que tiraron el cuerpo al río porque Samuel se lo dio a entender y ha contado que este le dijo en la comisaría el día de su detención, el 13 febrero de 2009, que estuvieran tranquilos y no hablaran entre ellos.

El acusado también ha insistido en que su hermano no supo nada del suceso y que se lo ocultó porque habría ido a la policía y para no implicarlo. También que la novia de este, María García, no sabía nada. Sobre el coche que usaron para trasladar el cuerpo de Marta, ha afirmado que era de un tío de Samuel, aunque en alguna versión afirmó que era de la madre de El Cuco.

A preguntas de su defensora, Carcaño ha insistido en que El Cuco llegó a la casa cuando Marta ya había fallecido y que, cuando golpeó a la menor, su intención era "dejar de discutir". Insiste en que se inventó la violación porque le dijeron en prisión que así evitaría un juicio con jurado.

Acreditados 40 medios y 150 periodistas

El juicio tendrá una gran cobertura de los medios de comunicación, pendientes de cada giro, especialmente en las declaraciones de los cuatro inculpados, previstas para las tres sesiones de esta semana hasta el próximo miércoles. Unos 150 periodistas de 40 medios de comunicación están acreditados, una elevada cifra pero aún lejos de los 300 periodistas presentes en el inicio del juicio del caso Malaya en la Audiencia de Málaga.

Al margen del protagonismo de los inculpados por sus continuos cambios de versiones sobre el crimen, que tuvieron en vilo a los investigadores, la familia y la opinión pública, los medios de comunicación han estado marcados por la polémica. La Fiscalía de Sevilla censuró la aparición de menores en dos programas de televisión, unas intervenciones que hicieron saltar las alarmas sobre un espectáculo que recordó al caso de las niñas de Alcàsser.

Mientras, la gran incógnita de la vista oral será si el enigma del paradero del cadáver de Marta será despejado. "El caso es excepcional en la historia criminal de España por el comportamiento de Carcaño, digno de estudio para analizar por qué actúa de esa manera", reflexiona Manuel Caballero, abogado del acusado Samuel Benítez.

Los informes biológicos, las huellas dactilares... hasta la última coma sobre las pruebas aportadas será estudiada en la sentencia de la Audiencia, para ver si responde a los enigmas creados y analizar cómo sortea el problema generado por el anterior proceso que absolvió al menor de asesinato y violación. "Todos los ciudadanos quieren la máxima pena por el sufrimiento creado a la familia por los inculpados, pero esto no debería condicionar al tribunal", subrayan fuentes del caso. Tanto la sentencia previa del juez de menores como las páginas y páginas publicadas en la prensa complican el cometido.

Cronología

- La desaparición. La tarde del 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, sale con su exnovio Miguel Carcaño y no vuelve a casa.

- Primeros detenidos.

Tras 21 días de búsqueda, la policía detiene el 13 de febrero a Carcaño y a su amigo Samuel Benítez. Ambos confiesan que el primero de ellos mató a la chica y el otro le ayudó a tirar el cadáver al río. Empieza la minuciosa búsqueda en el río Guadalquivir.

- Un menor implicado. Dos días más tarde, es detenido Javier G., de 15 años, que confiesa que ayudó a deshacerse del cadáver. También implica al hermano de Carcaño, Javier Delgado.

- Samuel se exculpa. Mientras Miguel Carcaño ratifica ante el juez su versión, su amigo Samuel Benítez asegura no tener nada que ver en los hechos y dice que confesó bajo acoso policial. Unos días después, también se exculpa el menor.

- Violación. Miguel Carcaño pide declarar otra vez ante el juez y cambia su versión. Cuenta que junto al menor violaron y mataron a Marta y arrojaron su cuerpo a un contenedor. El juez ordena suspender el rastreo en el río Guadalquivir y empezar a buscar el cuerpo en un vertedero de basuras.

- Ya hay pruebas. Tres días después, la policía afirma que tiene "pruebas irrefutables" contra los detenidos.

- Fin del internamiento. En noviembre de 2009, El Cuco agota el plazo máximo de internamiento preventivo y es trasladado a un piso tutelado a la espera de juicio.

- Juicio y sentencia. El menor es juzgado por violación y asesinato en febrero de 2011. La sentencia le absolvió de estos delitos y le condenó por encubrimiento.

- Comienza el juicio. Mañana 17 de octubre se inicia el proceso contra los cuatro acusados adultos. La Audiencia de Sevilla prevé 20 sesiones hasta finales de noviembre para dar un veredicto del caso tras la sentencia absolutoria del menor.

Más información