La instrucción del 'caso Marta' concluye sin rastro del cadáver

Hoy se cumple un año de la desaparición de Marta del Castillo y no hay rastro del cadáver de la joven sevillana. La instrucción judicial ha culminado y esta semana la fiscalía y la acusación particular deben precisar la petición de penas de cárcel para los cinco inculpados. Todo apunta a que el fiscal solicitará más de 25 años de cárcel para Miguel Carcaño, asesino y violador confeso de la joven, más de ocho años de reclusión en un centro para el menor Javier G. El Cuco por violación y asesinato, y tres años de cárcel para los otros tres inculpados por encubridores del crimen, Samuel B. ex amigo de Marta, Javier D., hermano de Carcaño, y su novia, María G.

Cinco imputados, pruebas sólidas de los autores del crimen, cientos de agentes desplegados, una inédita movilización social y múltiples búsquedas para hallar el cuerpo del delito, pero todas sin éxito. Las mentiras de los inculpados han sepultado la verdad que cerraría el caso. Y un año después, los investigadores sospechan que el cadáver fue arrojado al río Guadalquivir y éste no aparecerá nunca pese a los esfuerzos policiales.

Más información
Arenas asegura que "la calle" quiere que se abra un debate sobre la cadena perpetua
El fiscal pide 52 años de cárcel para Miguel Carcaño por la muerte de Marta del Castillo
La familia de Marta del Castillo pospone la búsqueda del cuerpo por cuenta propia

Un cóctel de mentiras

¿Qué hizo al caso Marta diferente de las decenas de desapariciones que se suceden cada año? El cóctel del morbo de una menor asesinada por sus amigos mentirosos profesionales, su papel en la red social Tuenti, las pistas falsas, la movilización ciudadana...

La ausencia del cadáver no parece un obstáculo para condenar a los protagonistas, ya que existen precedentes como el secuestro de Publio Cordón por los GRAPO, en el que los culpables resultaron condenados. "La ciudadanía se ha acostumbrado a que todos los casos estén resueltos y sin cabos sueltos. Y hoy Marta es un caso sin cerrar por la falta de pruebas", subrayan fuentes del caso.

La frustración por la ausencia del cadáver acapara el ánimo de los investigadores, que han peinado una zanja, el río Guadalquivir y un vertedero, cuya búsqueda costó 200.000 euros. Zonas apuntadas por Carcaño en sus cuatro versiones sobre qué ocurrió la noche del 24 de enero de 2009 en su casa de la calle León XIII. La policía científica ha acreditado ciertas escenas, pero las sombras de esa noche impiden de momento cerrar el círculo. Sólo Carcaño permanece en prisión a la espera del juicio con jurado que se celebrará este año.

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS