Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid endurece las oposiciones a maestro

El Gobierno de Aguirre rebaja el peso de la interinidad al convertir los conocimientos en dos tercios de la nota total.- Todas las pruebas serán eliminatorias, habrá que sacar una puntuación mínima en cada una y se da más valor al primer examen, un ejercicio práctico que no se realiza en ninguna otra comunidad

La consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha anunciado esta mañana que el Gobierno regional primará los conocimientos sobre la interinidad en la próxima convocatoria de oposiciones de 489 plazas para maestros. De hecho, el mérito y la capacidad de los candidatos supondrán dos tercios de la puntuación total. Además, todas las pruebas será eliminatorias y la primera que realizarán será un ejercicio práctico establecido por el Ejecutivo regional que no existe en otras comunidades. Otra novedad es que los aspirantes para plazas de lengua extranjera -290- harán las pruebas íntegramente en inglés. A los sindicatos y a los socialistas no les ha gustado el anuncio. Critican que Madrid pretenda ir por libre, que no haya criterios comunes para todas las autonomías y que se "despilfarre" la experiencia.

Según ha detallado Figar, todas las pruebas teóricas y prácticas tendrán carácter eliminatorio y se dará más valor al primer examen que realizarán, un ejercicio práctico establecido por la Comunidad de Madrid. También se introduce la obligatoriedad para los candidatos de conseguir una nota mínima en cada una de ellas para superar la oposición. "Queremos aprovechar esta convocatoria para seleccionar a los mejores profesores de España", ha explicado Figar, quien ha detallado que esta modificación de criterios en las oposiciones se hacen conforme a la Ley Orgánica de Educación. Hasta ahora, la experiencia en centros educativos tenía más peso en la puntuación que los conocimientos o aptitudes pedagógicas y también se daba más importancia a aspectos técnicos o legales del sistema educativo que a los conocimientos en las áreas y especialidades que impartirán.

10 puntos como máximo para la experiencia

Madrid, tal y como anunció en la campaña Esperanza Aguirre, va a ser la primera comunidad en aplicar el nuevo procedimiento en la selección de profesores valorando los conocimientos de las materias y su capacidad para transmitirlos. Según la nueva normativa, los aspirantes podrán sumar hasta 20 puntos en las pruebas de conocimiento y aptitud pedagógica, mientras que por interinidad el tope son 10 puntos. Así, según explica un comunicado de Educación, aumenta el peso relativo de los conocimientos de los candidatos, para pasar del 60% al 66,6%, mientras que el de la parte que computa la experiencia disminuye del 40% al 33,3%. Hasta ahora, los interinos con 10 o más años de experiencia iniciaban las oposiciones con hasta el 40% de la puntuación total ya ganado, lo que iba en detrimento del resto de aspirantes. A partir de ahora se evitan casos como que un interino con un cinco en conocimientos fuese seleccionado antes que un aspirante con un 10 de puntuación pero sin antigüedad. Actualmente hay en la Comunidad de Madrid "más de 7.000 interinos de Primaria y Secundaria" que podrían presentarse a esta convocatoria, que, por otro lado, está abierta a maestros de toda España.

El temario de las oposiciones seguirá siendo el "legalmente establecido" y no sufrirá ninguna variación. En este punto, la consejera ha criticado - "es una vergüenza"- que la comunidades estén realizando las oposiciones con un "temario obsoleto" que data de 1993. Por este motivo, en las oposiciones de Madrid cobra especial relevancia la prueba práctica elaborada por la Comunidad -70% de la prueba de conocimientos- frente a la prueba de temario -30%-. De las plazas, el 60% (290) son para inglés, 74 de infantil y 25 para cada una de las siguientes: Primaria, Audición y lenguaje, Pedagogía terapéutica, Música y Educación Física. Aún no se ha fijado la fecha de celebración de la convocatoria. Los exámenes en lengua extranjera se harán íntegramente en inglés y serán corregidas por catedráticos de idiomas. La convocatoria se publica mañana en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Los aspirantes tendrán desde entonces 20 días hábiles para formalizar sus inscripciones en el proceso.

Francisco Melcón, del sindicato independiente Anpe, no quiere valorar el sistema de selección propuesto por Figar porque lo que no le parece bien que "cada comunidad tenga uno distinto", informa Pilar Álvarez. Además de pedir que se armonicen las oposiciones, Melcón critica la descoordinación que se ha producido en estos meses" Ya vamos con retraso", remacha.

En la misma línea, Paco García, responsable de Educación de CC OO Madrid, pone en duda que "Madrid pueda ir por libre" y aplicar estos cambios porque al aprobar las oposiciones el maestro entra a formar parte del cuerpo estatal de docentes y, como tal, puede pedir un traslado. A su juicio, las normas deberían ser, por tanto, iguales a todos. García considera además "un despilfarro" el establecer un modelo que no tenga en cuenta la experiencia, porque los interinos ya tienen una evaluación todos los años por parte de los directores.

Eduardo Sabina, secretario general de la federación de Enseñanza de UGT Madrid, rechaza los cambios anunciado por Figar y opina que "es un problema de filosofía". Sabina explica que en la actualidad rige un sistema transitorio de cinco años para reducir el número de interinos. "Ese sistema tiene que estar vigente hasta el 31 de diciembre", comenta Sabina. La Comunidad, sin embargo, anota en un comunicado que su sistema de selección "cuenta con el respaldo de la LOE una vez expirado, el 24 de mayo, el periodo transitorio de cinco años que contempla dicha ley estatal para la regulación del concurso-oposición en el cuerpo de maestros". "Dice que quiere seleccionar los mejores profesores de España, pero la Comunidad de Madrid es la que menos paga y la que peor los trata, nadie va a querer venir aquí", explica Sabina. Además, detecta que el plan tiene "algunas lagunas", como en qué va a consistir el ejercicio práctico.

La portavoz adjunta del PSM de la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha calificado de "barbaridad" la nueva normativa en la que se reduce el valor de la experiencia de los aspirantes a profesores. "Es insólito lo que han hecho, por lo que deberían rectificar, ya que no es malo hacerlo, sobre todo cuando es un grave error despreciar la experiencia", ha dicho la portavoz parlamentaria.

Primero 2.200, luego ninguna, y ahora 489

Estas oposiciones están trayendo cola. La consejería anunció en el 10 de febrero que no convocaría oposiciones este año porque otras comunidades como Murcia, Castilla-La Mancha, Cantabria, Canarias y Asturias tampoco iban a hacerlo, lo que provocaría una enorme competencia allí donde se celebrasen.

Sin embargo, días después Andalucía reconsideró su decisión, lo que llevó a Madrid a hacer lo mismo. La región, a diferencia de otras, decidió los límites marcados por los Presupuestos Generales del Estado, que establecen, dentro de las medidas anticrisis, una tasa de reposición de los profesores funcionarios del 30% (por ejemplo, de cada 10 jubilaciones, se repondrían tres).

Finalmente, serán 489 plazas, frente a las 2.200 que había pactado con los sindicatos y que estos siguen reclamando. En contra de lo que suele ser habitual, es seguro que se celebrarán después de verano, lo que generará, según los sindicatos, un "problema muy serio" en el arranque del curso. Al respecto, Figar ha aclarado hoy que los exámenes se celebrarán en fines de semana o grandes salas fuera de los centros escolares con el fin de no "perturbar" el normal funcionamiento de los colegios.

Más información