Educación retrasa a después del verano las oposiciones a maestro

Los nuevos docentes se incorporarán con el curso empezado

"Qué rabia, es terrible". Marisol Cosimano, maestra de infantil argentina con 43 años y 20 de experiencia, se acaba de enterar de la fecha de exámenes. No le ha gustado nada. La consejera de Educación, Lucía Figar, anunció ayer que las oposiciones a maestro de la Comunidad de Madrid se celebrarán previsiblemente en otoño. Es decir, más tarde de lo habitual -normalmente se convocan en verano- y con el curso empezado. Marisol, que desde 2006 cubre vacantes y sustituciones como interina, cree que es "una tomadura de pelo". Y no solo por la fecha, que supondrá que los nuevos maestros se incorporen con el curso ya empezado.

La Comunidad de Madrid se comprometió con los sindicatos a convocar 2.200 plazas. La cifra quedó sensiblemente reducida a principios de marzo, después de que Madrid aplicara una disposición de la Ley de Presupuestos del Gobierno central que supone cubrir solo el 30% de las vacantes. Son 489 plazas, según los cálculos de la Consejería de Educación. El reparto queda con 290 plazas de inglés, 74 para infantil y 25 para otras cinco especialidades (primaria, audición y lenguaje, pedagogía terapéutica, música y educación física).

Otras comunidades como Andalucía o Cataluña convocan en junio

Más información

Otras comunidades autónomas hicieron interpretaciones distintas de la disposición gubernamental. El abanico va desde la opción de Castilla-La Mancha, que no convoca, a la de Andalucía, con casi 3.800 plazas con el compromiso de reducir vacantes en otros ámbitos del sector público autonómico. El Gobierno ha aceptado la opción andaluza, que convoca sus oposiciones en junio, igual que Cataluña.

Figar explicó ayer que la fecha madrileña queda a expensas de que se apruebe la oferta pública de empleo de la Comunidad, prevista para antes del verano. Y da el margen hasta el otoño para "dar tiempo a que los opositores se preparen", dijo, porque "no es serio convocar las oposiciones con un plazo de tres semanas", aunque la mayoría de los opositores llevan ya meses o años preparando los exámenes.

Los sindicatos educativos (ANPE, CC OO, CSIF y UGT) reclaman desde hace semanas una oferta más generosa. En marzo reivindicaron un compromiso regional para ofertar 10.000 plazas en cuatro años y que se mantengan las 2.200 negociadas. Ayer sumaron una nueva queja al proceso, cuya fecha se ha modificado tres veces desde febrero. "Convocar en otoño es una desvergüenza, van a cambiar las plantillas a mitad de curso", protestaba ayer Paco García, secretario madrileño de Enseñanza de CC OO. El sindicato alerta de que, con el curso académico en marcha, la convocatoria supondrá que falten los interinos que se presenten al examen, igual que los docentes que formen parte de los tribunales de oposición, como alerta Francisco Melcón, presidente de ANPE Madrid: "Prevemos que va a afectar al desarrollo de las clases, aunque más vale tarde que nunca".

Los nuevos 489 maestros ocuparán su plaza y se creará una nueva lista de interinos con las notas finales. Según un portavoz de Educación, aunque cambie el orden, la "previsión" es que los interinos que hayan empezado en septiembre continúen en sus puestos hasta junio para evitar más cambios.

La oposición consideró un "menosprecio" el plan de la Comunidad. "Aprovechado las vacaciones, el Gobierno de Esperanza Aguirre anuncia el retraso de las oposiciones de maestros. Vaivenes y rectificaciones en una convocatoria que supone un menosprecio a los profesores", valoró Amparo Valcarce, número dos de la lista del PSM.

La consejera Lucía Figar.
La consejera Lucía Figar.LUIS SEVILLANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de abril de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50