Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer trasplantado de cara de EE UU recupera el olfato

Dallas Wiens, de 26 años, tuvo un accidente con un cable de alta tensión que le destrozó el rostro

El primer trasplantado de cara en Estados Unidos ha sido un joven de 26 años, Dallas Wiens, que se ha mostrado más que satisfecho durante la rueda de prensa para enseñar ayer el resultado de una intervención de 15 horas en la que participaron más de 30 expertos médicos, y que le ha devuelto el olfato. Wiens, cuyo rostro se desfiguró en 2008 cuando le quemó un cable de alta tensión, ha contado que la operación le ha cambiado la vida. La prueba definitiva del éxito de la cirugía llegó sobre todo cuando Scarlette, su hija de cuatro años, le vio y le dijo alucinada: "Papá, estás muy guapo".

Y ahora lo que quiere Wiens, que se operó hace dos meses en el hospital Brigham and Women, el centro médico universitario de Harvard, es volver cuando antes con su pequeña a su casa de Texas, según Reuters.

Antes de la intervención el pasado mes de marzo, el paciente no podía oler, respiraba con dificultad y se había sometido a más de 20 operaciones en Dallas. Ahora estrena nariz, labios, piel, músculos y nervios faciales. "La cara me parece natural. La siento como si fuese mía", dijo Wiens con un habla pausada pero clara. El primer olor que reconoció en el hospital fue el de una lasaña, que "olía deliciosa", como contó.

Según los doctores que le han tratado, la cara de Wiens no se parecerá ni a la del donante ni a su antigua faz. Los próximos seis a nueve meses deberá trabajar para fortalecer los músculos de la cara, que de momento caen ligeramente hacia un lado, y para recuperar la sensibilidad en partes del rostro.

"Cada paso del camino ha sido increíble. Me sentía como si estuviese aprendiendo a hacer las cosas desde cero, pero de forma muy real, muy buena", declaró un feliz Wiens.

El primer transplante total de cara del mundo se realizó el 20 de marzo de 2010 en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona. En aquella intervención también participó un equipo multidisciplinar de treinta personas dirigido por Joan Pere Barret. Hasta entonces se habían hecho 11 trasplantes parciales en Francia, Sevilla, Valencia, EEUU y China.