Día Internacional de la Mujer

Bruselas amaga con establecer cuotas en 2012 si las empresas no incorporan a mujeres a puestos de dirección

El Parlamento Europeo insta a los Estados miembros a introducir cupos femeninos en las cúpulas empresariales

La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE), Viviane Reding, ha dado hoy un año a las empresas de la Unión Europea (UE) para que incorporen a mujeres a puestos de dirección. Si no lo hacen, ha advertido, se podría establecer un sistema de cuotas para favorecerlo a partir de 2012. La UE da así un toque de atención a las compañías europeas, sobre todo a aquellas que cotizan en bolsa, donde solo un 3% de sus directivos son mujeres. La luxemburguesa Reding (Partido Popular Europeo) ha asegurado que durante este año las grandes firmas tienen la oportunidad de poner en marcha medidas internas de regulación para equilibrar sus órganos de gestión.

No es la única medida. La Unión Europea urge a que la desigualdad entre hombres y mujeres termine. Por eso, el Parlamento Europeo (PE) ha aprobado un informe en el que insta a los países a introducir cuotas femeninas en las grandes empresas para impulsar la participación de las mujeres en los órganos de toma de decisión. El documento, elaborado por la parlamentaria búlgara Mariya Nedelcheva (Partido Popular Europeo), plantea que "la utilización de cuotas tiene efectos positivos en la representación de las mujeres".

Más información

El texto, que no tiene carácter vinculante pero que, si es aprobado por la Eurocámara, se enviará a los Estados miembros como una propuesta de acción, pone como ejemplo a Noruega -que no forma parte de la Unión Europea-, el primer país en introducir la cuota de paridad de género en la cúpulas directivas de las compañías. Allí, su ley, de 2006, logró que la representación femenina en las salas de juntas aumentase del 22% en 2004 al 42% en 2009. Para optimizar el crecimiento económico, "debe aprovecharse al máximo el potencial profesional de las mujeres", indica el informe.

Mientras los países deciden si hacen caso a la Eurocámara, la UE sigue apostando por la autorregulación de las propias firmas. La Comisión propone a las empresas -de hecho ya se ha reunido con los directivos de grandes compañías como BASF, Dexia o Guerlain- fórmulas como contratar a más mujeres cualificadas en sustitución de los hombres que se jubilan con un objetivo: que en 2015 estas empresas tengan un mínimo del 15% de mujeres en puestos de responsabilidad, una cifra que debe alcanzar el 20% en 2020. "Si no hacemos algo, si continuamos a este ritmo, no lograremos la igualdad hasta dentro de 50 años. Y no podemos seguir así", ha declarado Reding.

Durante ese año de gracia, la Comisión supervisará el comportamiento y los resultados de las empresas. "La autorregulación está muy bien, pero necesita un seguimiento. Y lo vamos a hacer", ha afirmado la vicepresidenta de la Comisión y titular de Justicia, que no ha especificado qué acciones se llevarán a cabo si las compañías no adoptan esos códigos de buenas prácticas ni qué medidas se tomarán para imponer las cuotas si los resultados de la autorregulación no son satisfactorios. La Comisión tampoco ha precisado de qué tipo serían esos cupos femeninos.

Y es que el asunto de regular por ley qué porcentaje de representación femenina debe haber en las empresas es muy polémico. De hecho, en el informe que se ha aprobado hoy, la votación de la parte relativa a las cuotas ha sido muy ajustada: 304 votos a favor, 291 en contra y 16 abstenciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción