Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seguimiento desigual del primer paro en la hostelería contra la ley antitabaco

La mayoría de los bares, restaurantes y cafeterías de Palencia permanecen abiertos mientras algunos no permiten la entrada al público y otros realizan un cierre parcial

La mayoría abiertos, algunos sin permitir la entrada al público y otros solo cerrados hasta la manifestación del mediodía. Esta podría ser la radiografía del seguimiento del paro en los bares, restaurantes y cafeterías de Palencia en protesta por la ley antitabaco convocado para hoy por la Asociación de Empresarios de Hostelería y la Asociación General de Hostelería de la provincia, con 1.500 establecimientos de este tipo. Se trata de la primera acción de estas características contra la norma en España.

"Estamos en un país libre y todo el mundo debe ser libre para elegir. Nos lo están prohibiendo todo". Así justificaba la protesta Gloria Fernández, gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia, que ha cifrado el seguimiento de la convocatoria en un 70%. La estimación de la Asociación General de Hostelería es de entre un 70% y un 75%.

No piensan de esa forma en el restaurante El Brezo de la capital, abierto. "Es una tontería. Las protestas habría que haberlas hecho antes de la aprobación de la ley. Ahora no sirven de nada. Es salir por salir", señalaban, para apuntar que los bares próximos a este establecimiento tampoco han cerrado.

Sin embargo, José Luis, camarero del bar Puentecillas, hoy no tiene trabajo, porque el local está cerrado, y permanecerá así todo el día. Asegura que en la zona en la que se encuentra el bar, cerca de la catedral de Palencia, todos los establecimientos de hostelería están cerrados. "Pensamos que echar el cierre es lo más coherente", afirma.

En la plaza Mayor y alrededores, casi todos los bares, restaurantes y cafeterías tienen abiertas sus puertas al público. Es lo que asegura una empleada del bar La Abadía, abierto, que precisa que, "en el centro, prácticamente casi todo está abierto, aunque en el extrarradio algo menos". "Aquí estamos cuatro bares y todos igual", ha destacado.

Hay otros que han optado por la calle de en medio, como el restaurante Don Jamón, que ha permanecido cerrado al público hasta la manifestación y que ha abierto sus puertas tras la misma. Uno de los empleados también asegura que, "por esta zona, la de la Plaza Mayor, casi todos los bares, más de la mitad, están abiertos".

En Barruelo de Santullán, una población a unos 140 kilómetros al norte de la capital y de unos 1.500 habitantes, han cerrado todos los locales, según la Asociación General de Hostelería.

Manifestación de protesta

En torno a las 11.30 horas, unos 400 empresarios del sector -venidos también de diversos puntos de España- se han concentrado en la Plaza Mayor de Palencia y, tras una pancarta con el lema Prohibición total, ruina del sector, han iniciado un recorrido por las calles del centro de la capital hasta la Subdelegación del Gobierno. Durante la marcha, escoltados por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, los hosteleros, con pancartas y silbatos, han mostrado su rechazo a la ley con frases como Zapatero, tenías que ser hostelero y Si no fumamos, no recaudamos. Ya frente al edificio de la Subdelegación del Gobierno, el presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José María Rubio, ha leído un manifiesto.

A juicio de la gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia, "la medida se ha tomado en un momento muy complicado, no solo por la situación económica, sino también por el momento del año; nosotros no estamos en Marbella, sino en Palencia, a cuatro grados bajo cero; y en esta época y con este frío, el impacto de la ley se nota aún más". El presidente de la asociación, Francisco Javier López Arroyo, ha anunciado que a esta primera manifestación le seguirá otra que se celebrará la próxima semana en Cuenca y Las Palmas, sin descartar una convocatoria general en Castilla y León.