Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de donantes de órganos baja por primera vez a los niveles de 2001

La cifra se sitúa en 32 donantes por millón de habitantes, frente a los 34,4 de 2009.- La reducción de los accidentes de tráfico, entre las causas de esta disminución.- Sanidad busca "vías alternativas" a la donación tradicional

El número de donantes de órganos bajó en España durante 2010, pasando de los 34,4 por millón de habitantes de 2009 (1.605) a los 32 donantes por millón (1.502). Es la primera vez que la tasa de donaciones baja hasta los niveles de 2001, cuando fue de 32,5. Así se desprende del último balance de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) presentado hoy por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y el director de la ONT, Rafael Matesanz.

La tasa de donación por habitante ha sufrido subidas y bajadas a lo largo de la última década (se ha situado entre 32 y 35 donantes por millón de personas), pero desde 2001 no se había alcanzando una tasa similar a la del pasado año, aunque, según ha explicado Matesanz, hay que tener en cuenta que el perfil de la población española ha cambiado en estos años debido a la incidencia de la inmigración, en algunos casos reacia a la donación.

Una de las razones de esta disminución es la reducción de los accidentes de tráfico. En los últimos cinco años se ha pasado de los 249 donantes (2005) a los 85 (2010), representando solo el 5,7% del total de donaciones, frente al 8,3% de 2009. La disminución de los accidentes laborales, el mejor manejo de la enfermedad cardiovascular y el aumento del rechazo familiar a la donación en un punto porcentual respecto a 2009 (hasta el 18%), son otros de los motivos del descenso.

Martínez Olmos ha asegurado que "no están preocupados" por estas cifras. "No es un fracaso, es una tendencia; si la sociedad cambia, la donación lo hace también y estamos buscando vías alternativas", como la donación en vivo, que está creciendo en todo el mundo, ha asegurado. El responsable de Sanidad ha destacado que, a pesar de esta "tímida" reducción, España sigue siendo el líder mundial en donación de órganos, como en los últimos 19 años, con una tasa muy superior a la de la Unión Europea, Estados Unidos u otras regiones del mundo.

En 2010 se realizaron 3.773 trasplantes, frente a los 4.028 que se efectuaron en 2009, cuando el número de donantes aumentó 1,8 puntos. De ellos, 2.225 fueron de riñón, 971 de hígado, 235 de corazón, 243 de pulmón, 94 de páncreas y 5 de intestino. Según Matesanz, la reducción de donantes no está aumentando el número de pacientes en lista de espera para recibir un órgano -que se mantiene "estable" entre los 5.500 y los 5.700- ni tampoco ha incrementado los tiempos de espera. El responsable de la ONT ha afirmado que el tiempo de espera para recibir un hígado sigue siendo de unos cuatro meses, para un pulmón de entre cinco y seis meses, para un corazón un máximo de dos meses y para un riñón, el órgano para el que hay que esperar más y que necesitan actualmente cerca de 4.500 enfermos, "entre 20 y 24 meses". "Las cifras no han variado en 2010", ha precisado.

Como en años anteriores, el mayor número de donaciones se registra entre las personas mayores. En 2010, el 46,6% de los donantes tenía más de 60 años. También se incrementa en dos años la edad media del donante, que se sitúa en 56,5, frente a los 54,6 años de media en 2009. Con ello, se agudiza la tendencia que se venía observando en años anteriores, según la cual la edad media del donante aumentaba a un ritmo de un punto al año.

Donación en vivo

Desde que el pasado marzo se hiciera público que la ONT prepara lo que sería la primera donación de órganos en España a través de la figura anglosajona del "buen samaritano" -un voluntario que ofrece alguno de sus órganos en vida, no a un familiar o conocido, sino al paciente de la lista de espera al que más pueda beneficiar-, son 22 personas las que se han ofrecido: 12 hombres y 10 mujeres, con edades comprendidas entre los 19 y los 63 años, por lo que ya se podrían realizar trasplantes de riñón en vivo procedentes de estas personas.

En 2010 la modalidad de donante vivo se generalizó en toda España y ya se practica en 30 hospitales de 14 Comunidades Autónomas. Con ello se han alcanzado los 240 trasplantes renales de vivo, lo que significa un 10,7% del total. Lo mismo sucede con los donantes en asistolia (muerte en parada cardiorrespiratoria), que se elevan a 130 (+ 18%) y representan el 8,6% del total de donaciones.

El director general de la ONT ha anunciado que estos "buenos samaritanos", junto con otros donantes, participarán "a principios de este año" en una donación en cadena de la que, por el momento, se desconocen las dimensiones.

El ránking de donaciones de órganos por Comunidades Autónomas lo encabezan Cantabria (con 44,1); La Rioja (43,8); País Vasco (42,2) y Castilla y León (40,2), que superaron en 2010 los 40 donantes por millón de personas. En un segundo grupo, con más de 35 donantes por millón de personas, se sitúan Canarias (37,5), Asturias (37) y Madrid (35,8).