Un pescador atrapa un tiburón en la costa de Barcelona

El animal tenía 2,5 metros largo y pesaba 125 kilos

Un socio del Club Náutico de Arenys de Mar (Barcelona) pescó el sábado un tiburón de 2,5 metros de largo y 125 kilos de peso a más de cinco millas de dicha localidad costera, con una pequeña embarcación de seis metros, según ha explicado el director del club, Huw Wynn-Edwards.

La hazaña se produjo a primera hora de la tarde, cuando el animal mordió uno de los anzuelos que pendían del palangre que el pescador había echado al mar.

Entonces empezó un forcejeo de "varias horas" con el tiburón, puesto que este animal "tarda mucho" en morir, ha explicado Wynn-Edwards. El pescador estaba en el óceano con su hijo de diez años. "El pez se enrolló con el hilo de pescar", por lo que el pescador no podía dejarlo ir fácilmente, y por este motivo decidió cazarlo y llevárelo, ha relatado el directivo, que ha destacado la "valentía" del socio por una maniobra que ha reconocido "arriesgada". El hombre regresó con la pieza a bordo a las 20 horas.

Posteriormente, el tiburón fue limpiado y cortado para después ser congelado y repartido entre el pescador, que se llevó la mayoría del animal, y sus amigos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS