Entrevista:

López de Uralde: "España necesita una fuerza política verde"

El director de Greenpeace España señala que deja el cargo con "entusiasmo y tristeza" y que a la vuelta de vacaciones decidirá si entrar en política.- Subraya que España no aprueba en conciencia ecológica

Juan López de Uralde (San Sebastián, 1963) ha anunciado hoy que deja la dirección de Greeenpeace España tras 23 años como socio y una década al frente de la organización ecologista, que cuenta con 103.000 socios. Medita su entrada en política, "pero solo si es con una fuerza verde". Si esto no cuaja, desea, de una forma u otra, seguir vinculado con la defensa del medioambiente. Sobre su próximo juicio por colarse en una recepción oficial de la reina de Dinamarca en diciembre de 2009, asegura: "Yo, desde luego, tengo la conciencia absolutamente tranquila, y si tengo que ir a la cárcel iría con absoluta tranquilidad de que hicimos lo que teníamos que hacer".

Pregunta. ¿Por qué decide abandonar en este momento la dirección de Greenpeace España?

Más información

Respuesta. La decisión la tomé antes de la cumbre de Copenhague; ya estaba perfilada. Lo que pasa es que después de lo que ocurrió allí decidí esperar un poquito; pero realmente después de 10 años en la dirección y estando la organización en un buen momento de apoyo social y de campañas, pues... Yo soy de los que piensan que en los puestos directivos tienes que fluir, no quedarte. Para la organización y para las personas es mejor así. No es bueno el eternizarse en un puesto así. Este es un momento muy bueno y creo que cuando hay que dejarlo es cuando las cosas están bien. Llega un momento en el que lo que podías aportar ya lo has aportado. A partir de ahí tienes dos posibilidades: meterte en lo que se llama la zona de confort y decir 'bueno yo estoy aquí y estoy muy bien, he hecho todo esto y esto va a seguir rodando unos cuantos años; o buscar nuevos caminos. Yo siempre he sido una persona bastante inquieta, no me gusta apalancarme. Lógicamente, cuando tomas una decisión así la vives con una mezcla de entusiasmo y de tristeza. Yo llevo 23 años en Greenpeace, que es mi vida.

P. ¿Son ciertos los rumores de que se plantea entrar en política?

R.Yo ahora me voy de vacaciones. Es una posibilidad. Creo que en España hay una necesidad de una fuerza política verde al estilo de otros países europeos. Esa necesidad existe, y si hubiera una unidad suficiente entre el mundo verde español para tirar por ahí, pues me lo podría plantear. Es decir, es una posibilidad, no es una decisión. Y desde luego, en el mundo verde. En ningún caso me plantearía entrar en un partido, digamos, convencional. La decisión la tomaré a la vuelta de vacaciones.

P. ¿Y si eso no cuaja esta idea, tiene previsto un plan b?

R. Bueno, en principio, no. Habrá que ver qué es lo que tengo; lo que sí tengo claro es que yo estoy en el campo de la defensa del medioambiente y ahí voy a seguir.

P. ¿Se ve haciendo otra cosa que no sea defender el medioambiente?

R. Sí, me veo. Puedo hacer otras cosas, pero en principio eso es lo que vocacionalmente me interesa.

P. ¿De todas las preguntas que le están haciendo hoy cuál es la que más te gusta y que más le molesta?

R. (risas) Lo que más me está gustando son los comentarios de muchos amigos. No sé, la pregunta que más me gusta es ¿qué es lo que destacarías de lo que ha hecho la organización en estos años?, ¿qué es lo que tú has aportado a la organización? Y la que más me molesta... hasta ahora no me han hecho ninguna pregunta molesta. Todavía no.

P. ¿Qué es lo que más le molestaría que te preguntasen?

R. Eso no te lo voy a decir (risas).

P. ¿Y cuál es la que se haría a si mismo?

R. ¿Qué se siente después de dejar atrás el día que dejas atrás lo que ha sido la mitad de tu vida?

P. ¿Y cuál es la respuesta?

R. Pues no lo sé. (carcajadas) Es una pregunta de muy difícil respuesta.

P. ¿En qué sentido le ha afectado lo ocurrido en Copenhague en su decisión de abandonar la dirección de Greenpeace España?

R. Lo que pasó en la cumbre lo único que ha hecho ha sido retrasar la decisión. Es decir, la decisión estaba tomada y simplemente parecía que después de todo el apoyo pues que la organización.... que había que dejar un espacio, un tiempo entre la vuelta de Copenhague y dejar la dirección de la organización.

P. ¿Y cree que el tiempo que ha dejado es suficiente?

R. Creo que sí. Auque oficialmente lo dejo el 31 de agosto, prácticamente lo dejo ya en julio; porque ahora tengo vacaciones.

P. ¿En qué punto está el juicio que le espera en Copenhague?

R. Estamos pendientes ese juicio. De que la fiscalía haga públicos los cargos. Todavía no ha hecho públicos los cargos. Estamos igual que cuando volví de Dinamarca.

P. ¿Si hubiera una eventual condena por este asunto le invalidaría para un posible liderazgo de un partido político en España?

R. En absoluto. Yo creo que una condena por defender el medioambiente después de un fracaso como el de Copenhague, en absoluto. Yo desde luego tengo la conciencia absolutamente tranquila y si tengo que ir a la cárcel iría con absoluta tranquilidad de que hicimos lo que teníamos que hacer.

P. ¿Cómo recuerda con el paso del tiempo aquella experiencia?

R. Una de mis frustraciones fue ese fracaso de la cumbre de Copenhague, creo que en Copenhague había la esperanza de que realmente hubiera un acuerdo que nos ayudara a combatir el cambio climático, y sin embargo, fracasó; y en ese sentido cuando miro atrás yo creo que hicimos lo que teníamos que hacer. Y a partir de ahí, lo que pasó y yo ya lo dije en su momento, que me pareció una reacción absolutamente desproporcionada por parte del Gobierno danés. En ningún momento se ajustaba a lo que nosotros habíamos hecho.

P. Sin embargo fue un buen golpe de mano mediático.

R. Efectivamente. Gracias a aquella acción que hicimos conseguimos que el tema se mantuviera y s siguiera hablando del tema y demás, o sea, que, muy bien.

P. ¿Debe cambiar la organización de estrategia en los próximos años?

R. No. Yo creo que al contrario, yo creo que debe seguir trabajando en la misma línea, que nos ha dado éxito en estos años y que nos seguirá dando en el futuro.

P. ¿En qué debe centrarse especialmente?

R. Yo creo que es fundamental seguir trabajando en el tema del cambio climático, es lo más urgente y lo más grave que está ocurriendo en el planeta. Es un escándalo que todavía no haya un acuerdo internacional que haya hecho frente a este problema. Esa debe seguir siendo la prioridad.

P. ¿Qué nota le pondría a los políticos españoles en cuanto a sensibilidad medioambiental?

R. Yo creo que en España el tema medioambiental está muy bajo en la agenda política, y esa es una de las preocupaciones y reflexiones que yo hago en estos momentos, que realmente el medioambiente debería tener una presencia mucho mayor de la que tiene.

P.¿Tocan el Gobierno, la sociedad y las empresas la misma música?

R. No. No tocan la misma música. Yo creo que cada uno va por un lado. En la sociedad la conciencia ha aumentado mucho; probablemente las empresas avanzan más rápido por motivos de mercado, y para los Gobiernos es un tema que no está en la primera línea.

P. Entonces, la conciencia general de España, bajita. ¿no?

R. Pues sí.

P. ¿Aprobamos?

R. No, no, no aprobamos.

P. ¿Cuál ha sido el momento más duro de su mandato?

R. Lo más duro fue al principio. Los inicios. La organización estaba en medio de una crisis bastante convulsa. Eso fue lo más difícil. Después, una vez que estructuramos al equipo hubo momentos dificultosos pero mucho más... lo más difícil fue resolver los problemas internos.

P. ¿Alguna autocrítica?

R. Autocrítica siempre hay que hacer. Yo creo que probablemente podíamos haber incidido más en algunas campañas que otras... en fin seguro que hay cosas que no lo hice todo lo bien que lo debería haber hecho. Pero eso tendrán que decirlo los demás.

P. ¿Cree que finalmente se perderá la batalla contra las nucleares?

R. No. Yo creo que las nucleares tienen la batalla perdida ellas. Porque los problemas de las nucleares son la propia energía nuclear y no los antinucleares. Son problemas intrínsecos.

P. ¿Le preocupa la postura de los partidos españoles en este asunto?

R. Las nucleares tienen una muy buena campaña de marketing, pero de ahí a que las nucleares estén en expansión es otra cosa. Están en expansión en lo que se refiere al marketing. Pero cada año se cierran más nucleares de las que se abren. Sus problemas son problemas que tiene la propia energía nuclear, y ellos tendrán que ser capaces de resolverlo, y si no son capaces de resolverlo, y hasta ahora no lo han sido, pues ese desarrollo que preconizan no se va a producir.

P. ¿Se ha decidido ya quién ocupará su puesto?

R. Mario Rodríguez va a ocupar el puesto de forma provisional, la junta directiva hará un proceso para buscar un nuevo director, en el cual puede entrar o no puede entrar Mario.

P. ¿Y su candidato, cuál sería?

R. Yo ya no tengo candidato. El mejor.

P. ¿Y quién cree que sería el mejor?

R. No sé, yo no voy a entrar ahí, no voy a condicionar lo que hagan; cuando tomas una decisión como la mía, la tomas precisamente para que cambie el timón y el rumbo; creo que es un error pretender condicionarlo. Eso de la herencia a dedo no funciona. Yo creo que esto es para los que vengan detrás.

P. ¿Se atreve a resumir en una frase estos 10 años?

R. Han sido 10 años de acción, de innovación y de propuestas y de campañas positivas.

El director Juan López de Uralde, en una fotografía de archivo.
El director Juan López de Uralde, en una fotografía de archivo.Claudio Álvarez
Juan López de Uralde, a la izquierda, despliega una pancarta tras colarse en la cena de gala.
Juan López de Uralde, a la izquierda, despliega una pancarta tras colarse en la cena de gala.AFP

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50