Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoyo unánime en el Congreso a la tramitación de la ley antitabaco

La norma, que se prevé que entre en vigor en enero de 2011, prohibirá fumar en todos los espacios públicos cerrados

El Congreso ha admitido hoy a trámite por unanimidad la modificación de la actual ley antitabaco que han llevado a la Cámara baja PSOE, ERC e IU-ICV. No obstante, la proposición de ley, que prohibirá fumar en los espacios públicos cerrados, ha recibido las críticas de buena parte de los grupos por la "forma" en que se ha presentado y ser poco ambiciosa.

El PP ha pedido "más medidas sanitarias" encaminadas a "proteger a los jóvenes y a ayudar a quienes quieren dejar de fumar y no pueden por sí mismos", en palabras del diputado del PP Mario Mingo. CiU ha planteado que haya algún tipo de compensación para los locales de hostelería que hicieron obras para adaptarse a la legislación de 2006 (aprobada en 2005 pero que entró en vigor al año siguiente). "Hay restauradores y hoteleros que se creyeron la ley de 2005 y quisieron cumplir con ella, dejando espacios para unos y otros, y no les podemos castigar ahora, aunque sé que son pocos", ha señalado la diputada de CiU Concepció Tarruella, quien, durante el debate parlamentario de la reforma pedirá compensar a estos empresarios con desgravaciones fiscales, como también ha propuesto ERC.

Los grupos también han lamentado la forma en la que se ha presentado la reforma, al no proceder del Gobierno en forma de proyecto de ley. "¿Por qué se esconde el Ejecutivo detrás de los grupos?", ha preguntado la diputada de UPyD, Rosa Díez. La iniciativa atravesará ahora "un debate profundo y sosegado para que, sin perder su objetivo fundamental, se consiga un texto lo más consensuado posible", ha dicho la socialista Pilar Grande. Gaspar Llamazares, presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, ha subrayado que es necesario "proteger a los no fumadores" ampliando los espacios libres de humo. Tanto Pilar Grande como Llamazares, impulsores de la proposición de ley, han recordado que cada año fallecen en España unas 3.000 personas a causa del tabaquismo pasivo.

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha vuelto a proponer enero de 2011 como fecha de entrada en vigor de esta modificación legislativa. Básicamente, la nueva ley impedirá fumar en todos los espacios públicos cerrados con la excepción de hoteles (podrán reservar un 30% de habitaciones para fumadores), prisiones, psiquiátricos y clubes de fumadores "si no tienen trabajadores".

Al presentarse como proyecto de ley, se acortan los plazos para la tramitación de la reforma, pues no hay que elaborar una ley nueva, sino que basta con eliminar de la actual el artículo de las excepciones (los sitios donde se puede fumar ahora), y se mantiene así el objetivo de que los cambios entren en vigor el 1 de enero de 2011.