Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política de tasas universitarias no cambiará hasta 2013

El secretario general de Universidades asegura que "el único objetivo del Gobierno es hacer de la Universidad pública una universidad potente y excelente"

El secretario de Estado de Universidades, Màrius Rubiralta, aseguró hoy que la política de tasas universitarias no se va a modificar "antes del 2013", por lo que pidió a los alumnos contrarios a este nuevo modelo de financiación de las universidades públicas que esperen a conocer en profundidad el modelo. "Si lo conocieran, no estarían ahora protestado", dijo en relación a un centenar de alumnos que se agolpaban a las puertas de la Universidad de Sevilla para mostrar su rechazo a la subida de precio de los créditos de las segundas y terceras matrículas, lo que propone el informe del Gobierno para una nueva financiación de las universidades.

Rubiralta, que ha participado hoy en la inauguración de las jornadas de Consejos Sociales de las universidades españolas en la capital hispalense, aseguró que "el único objetivo del Gobierno es hacer de la Universidad pública una universidad potente y excelente, pero manteniendo una política social, moderna y adecuada al Espacio Europeo de Educación Superior".

"En estos momentos se están poniendo las bases de una Universidad que, seguramente, está siendo poco comprendida, pero creo sinceramente que no se dan cuenta de la gran voluntad que existe de potenciar algunas áreas que ellos mismos han reivindicado desde siempre", admitió. Ante tanto "desconcierto", informó de que "en los próximos días" el Gobierno va a tener la oportunidad de "explicar mejor" este modelo de financiación a los estudiantes -en concreto a partir del próximo 26 de abril- y que éstos, además, podrán "participar a partir ya del año que viene en el origen y generación de todos los documentos de políticas universitarias" gracias a la futura creación del Estatuto del Estudiante Universitario.

"Lo que no puede ser es que, en vez del ámbito del diálogo, se utilicen las protestas en la calle cuando, además, la puerta está abierta a negociaciones y a buscar las mejores soluciones", recalcó.

En esta línea, Rubiralta lamentó que los alumnos "no tengan una visión general" del modelo de financiación porque, a su juicio, éste les va a permitir disfrutar de un "modelo de becas completamente revolucionario" y que establece, entre otras ayudas, la concesión de las llamadas becas-salario, que permitirán "dedicarse al estudio de forma intensiva para no tener la necesidad de trabajar y estudiar para tener un sueldo", resumió el secretario de Estado.

No obstante, aseguró que "no habrá ningún proceso de subida reglada de las tasas hasta que no se haya cumplido el proceso de generación del modelo de becas y ayudas, tal y como está marcado", insistió.

Por esta razón, Rubiralta aconsejó a los estudiantes que se concentraban a las puertas del Rectorado de la US que, en lugar de protestar por las tasas, "exijan al Gobierno central que los compromisos adquiridos se vayan cumpliendo año a año". "Queremos que los estudiantes sean árbitros del proceso, por lo que deben aprovechar esta fuerza reivindicativa en exigir revisiones anuales del cumplimiento de los acuerdos", destacó.

Por su parte, el Ministerio incorporará "mecanismos de control como el Observatorio de Becas y Ayudas y Rendimiento Académico para que, cuando se ponga en funcionamiento el próximo curso, controle que todo lo que se está haciendo va en la línea del crecimiento propuesto" y que vigile, en ese sentido, que "se va a llegar de los 3.500 euros iniciales de las becas salarios al horizonte de 7.000 euros previsto".