Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia investiga a France Télécom por "acoso moral" a los trabajadores tras la ola de suicidios

Casi medio centenar de empleados de la compañía se han quitado la vida desde 2008; 11 este año

La Fiscalía de París ha abierto una investigación al operador francés de telecomunicaciones France Télécom por "acoso moral y puesta en peligro de la vida de terceros" tras la ola de suicidios que se ha cobrado la vida de 46 trabajadores desde 2008, según informa hoy la prensa local.

La apertura de la investigación se produce a instancias de un informe de la inspección de trabajo de febrero que revela que los suicidios en la empresa están ligados a su "política de reorganización y mando" puesta en marcha en 2006 con el objetivo de provocar la salida de 22.000 trabajadores, lo que llevó a la dirección a presionar a los empleados, informa el diario Le Parisien. Esto se enmarcaría en el proceso de transición del gigante de las telecomunicaciones -antes una empresa cien por cien pública; hoy conserva un 65% de funcionarios- al nuevo modelo más competitivo del mundo de la telefonía e internet.

Los médicos de la compañía y las oficinas de la Seguridad Social alertaron de esta situación "alarmante" a los responsables de France Télécom, que no actuaron, asegura Le Parisien. Según el informe, se trata de "una organización laboral que provoca graves daños a la salud de los trabajadores" con "métodos de gestión característicos del acoso moral".

Según el diario, el ex director general Didier Lombard, el que fuera su número dos Louis-Pierre Wenès y el director de Recursos Humanos, Olivier Barberot, están en el centro de la acusación, abierta tras la denuncia presentada por el sindicato SUD en diciembre pasado. Lombard dejó la dirección general de la tercera operadora de telecomunicaciones de Europa en febrero. Le sustituye en el cargo el consejero delegado Stéphane Richard. También se vio forzado a abandonar la compañía el que era su mano derecha, Louis-Pierre Wenès.

"Una nueva forma de delincuencia"

El abogado de SUD, Jean-Paul Teissonnière, ha mostrado su satisfacción por la apertura de esta investigación, que considera "una primera victoria" contra "una nueva forma de delincuencia basada en el acoso y el estrés". El delegado del sindicato, Patrick Ackermann, se ha felicitado por esta decisión que, a su juicio, demuestra que la justicia "se está tomando el caso en serio". La dirección de France Télécom ha rehusado hacer declaraciones.

Entre 2008 y 2009, 35 personas se quitaron la vida, según la dirección de la empresa y los sindicatos. De acuerdo con el Observatorio del Estrés, un órgano creado por dos sindicatos para contabilizar los suicidios, otros 11 empleados lo han hecho este año, por lo que la cifra de suicidios se eleva a 46.