Dimite el 'número dos' de France Télécom por el escándalo de los suicidios

Louis-Pierre Wenes, director adjunto de France Télécom y considerado por los sindicatos el principal responsable de la escalada de suicidios que mina la empresa, presentó ayer su dimisión. El director de la compañía, Didier Lombard, se la aceptó sin poner ningún reparo. Después, los asalariados del operador telefónico recibieron un correo electrónico en el que su ya ex jefe les informaba de las razones de su partida: "Nada justifica que un hombre o una mujer ponga fin a sus días. No lo puedo aceptar. Ni ahora ni nunca".

Hace unos días, Wenes se quejaba, algo despreciativo, en el semanario Le Nouvel Observateur, de que "una pequeña parte de los empleados no logra cambiar de cultura y pasar del prefijo de la provincia a la Livebox [marca de router]".

Más información

Ahora, dimite irrevocablemente por la presión de los sindicatos, por un lado, y del Gobierno, por otro: el jueves pasado, la ministra de Economía, Christine Lagarde, se reunió con el máximo responsable de la empresa para exigirle medidas contra la ola de suicidios. En los últimos 18 meses, se han suicidado 24 empleados, algunos en las mismas dependencias laborales, arrojándose al vacío desde su despacho tras una reu-nión en la que le notificaban su cambio de ubicación.

El sustituto de Wenes será Stéphane Richard, miembro del gabinete de la ministra de Economía y próximo de Nicolas Sarkozy. Los sindicatos se felicitaron por el cambio, ya que responsabilizan a Wenes de la política de traslados fulminantes de residencia y de tarea que, según los representantes de los trabajadores, está detrás del ambiente de estrés y de angustia que causa los suicidios. A este respecto, la empresa ha decidido congelar todo traslado de este tipo, al menos, hasta diciembre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción