Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sondeo constata el deterioro laboral de France Télécom

Los sindicatos responsabilizan a la dirección de la ola de suicidios

Una encuesta hecha pública esta semana, convertida en una suerte de radiografía del estado de ánimo de la empresa, refleja el profundo malestar de los trabajadores de France Télécom, el privatizado gigante de las telecomunicaciones sacudido por la ola de suicidios de sus empleados. En 19 meses, 25 trabajadores se quitaron la vida. El último, en octubre, cuando un operario de baja laboral se ahorcó en su casa de Bretaña.

La encuesta ha sido respondida por más de 80.000 de los 100.000 empleados con que cuenta la empresa en Francia. Y da cuenta del desapego creciente de los operarios frente a France Télécom. Hace unos años, según revela el estudio, más del 90% de los trabajadores de France Télécom se confesaba "orgulloso" de pertenecer a esa empresa; ahora no llega ni el 25%. Un responsable del estudio aseguró que pocas veces se había visto un desplome tan evidente en tan poco tiempo.

"Esta encuesta significa un fin y un principio: ya hay elementos para que se sepa que el malestar por el que protestábamos, y del que los suicidios constituían la punta del iceberg, es real y tangible", manifestó el sindicalista Force-Ouvrière.

Precisamente este estudio fue una de las primeras medidas que la dirección de la empresa puso en marcha hace dos meses presionada por la opinión pública -y el Gobierno- tras la ola de suicidios. Los sindicatos denunciaron entonces que eran síntoma de lo que denominaban "la política del manager del terror", que consistía, sobre todo, en trasladar fulminantemente a empleados de un lugar a otro de la empresa, de región en región.

"Había directivos cuya misión era la de que se jubilara gente, con lo que emprendían una política de acoso al trabajador. Eso generaba, claro, mucho estrés", añade este sindicalista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 2009