Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un foro católico de Girona rechaza el encubrimiento de los abusos sexuales

80 capellanes piden al Vaticano una posición 'clara y directa' en contra de la pederastia clerical

El Foro Joan Alsina, integrado por unos ochenta capellanes y asociaciones cristianas progresistas del Obispado de Girona, ha emitido un comunicado en el que solicita a la jerarquía eclesiástica que abandone la estrategia defensiva en torno a las denuncias de abusos a menores, cuyo encubrimiento rechaza.

La nota reclama a las autoridades de la Iglesia que se posicionen con "una palabra clara y directa y no sólo defensiva", al tiempo que manifiesta su rechazo al encubrimiento de estos delitos. Con este comunicado, los religiosos pretenden expresar la solidaridad con los menores víctimas de los abusos y su indignación por estas acciones.

Los integrantes del Foro consideran necesaria "una reflexión en voz alta y clamar por la justicia" y mantienen que el perdón en caso de arrepetimiento exige también que el agresor pague la pena y repare el daño causado en la medida de lo posible, a la vez que debe ser apartado de cualquier cargo u oficio en el que pueda continuar delinquiendo.

En el comunicado incluso se apunta la posibilidad de aplicar un seguimento y tratamiento médico al causante de un abuso a un menor en caso de que fuera necesario. Desde el Foro Joan Alsina se reprueba a los que "tapan o esconden estos abusos" y se ha solicitado que se tengan en cuenta y se definan las responsabilidades subsidiarias correspondientes.

Los firmantes entienden la actitud de la opinión pública ante estas situaciones desveladas y apuntan a una Iglesia "a menudo más inclinada a condenar que a acoger, especialmente en temas de moral sexual". Según el comunicado, estos abusos han vuelto a traer a debate la ley del celibato exigido a los religiosos y se insiste en la necesidad de revisión y autocrítica.