El jefe de los obispos alemanes pide perdón por los casos de pederastia

El Papa se muestra "consternado" por el relato de Robert Zollitsch de los abusos sexuales a menores

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, ha pedido hoy "perdón" a las víctimas de los abusos sexuales llevados a cabo por sacerdotes alemanes en una rueda de prensa posterior a su reunión con el Papa Benedicto XVI en el Vaticano.

Según Zollitsch, el Pontífice le ha instado a tomar medidas para afrontar el problema. Entre las que se propone llevar a cabo se encuentran, ha dicho, prestar asistencia a las víctimas, investigar las acusaciones de pederastia y evitar que se repitan hechos similares. Zollitsch ha subrayado que la pederastia no sólo se circunscribe al ámbito de la Iglesia católica.

El prelado ha afirmado que el Papa se ha mostrado "consternado" tras conocer más detalladamente los casos de abusos sexuales a menores. Benedicto XVI ha escuchado, según ha precisado, "con gran consternación, atención y profunda conmoción" el relato sobre los casos de "abusos pedagógicos y abusos sexuales", y se ha mostrado "favorable" a las medidas que la iglesia alemana ha adoptado para afrontarlos.

Más información
Cantores de Viena, entre las víctimas
El Vaticano intenta acallar el debate sobre el celibato tras los abusos
Alemania lanza una ley para detectar docentes abusadores
Abusos sexuales en el coro de la catedral de Ratisbona que dirigió el hermano del Papa
Georg Ratzinger: "En varias ocasiones di alguna bofetada"
Nuevos casos de abusos en Europa ponen en jaque a la Iglesia católica
El Vaticano cree que intentan implicar al Papa en casos de pederastia
El fiscal vaticano para la pedofilia reconoce 3.000 casos en ocho años

Zollitsch ha sido convocado al Vaticano después de que en las últimas semanas se hayan conocido casos de abusos sexuales en colegios alemanes ocurridos en las décadas de los 70, 80 y 90, que podrían haber afectado a unos 350 menores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS