Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano cree que intentan implicar al Papa en casos de pederastia

'Süddeutsche Zeitung' publica que Ratzinger autorizó en la década de los 80 a un sacerdote con antecedentes de pedofilia

El portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, denuncia la existencia de un intento "fallido" de involucrar al papa Benedicto XVI en los casos de pederastia registrados en la Iglesia católica de Alemania. En un comunicado divulgado hoy en la web de "Radio Vaticano", el portavoz de la Santa Sede insiste en que Joseph Ratzinger, cuando era arzobispo de Múnich y Freising, era ajeno al caso del sacerdote con antecedentes de pederastia que fue autorizado para ejercer en la capital bávara en la década de los años 80, asunto que ayer destapó el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

"Es más que nada evidente que en los últimos días hay quien ha buscado -con cierto empeño en Regensburg y en Múnich- elementos para implicar personalmente al Santo Padre en las cuestiones de los abusos. Para cualquier observador objetivo, está claro que estos esfuerzos han fracasado", afirma Lombardi. "A pesar de la tempestad, la Iglesia ve bien el camino a seguir, bajo la guía segura y rigurosa del Santo Padre. Como ya hemos tenido oportunidad de observar, esperamos que este tormento pueda ser al final de ayuda a la sociedad en su conjunto para hacerse cargo cada vez mejor de la protección y de la formación de la infancia y de la juventud", agrega.

"Rigor y coherencia"

La información divulgada ayer por el diario alemán llegaba después de que Benedicto VI se reuniera en el Vaticano con el jefe de los obispos de Alemania, Robert Zollitsch, quien le informó de las medidas que han puesto en marcha para atajar el problema de la pederastia. Zollitsch, quien también se reunió con la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue convocado por el Papa para conocer de primera mano esos casos, ocurridos en las décadas de los años 70, 80 y 90 y que pudieron afectar a unos 350 menores.

En la nota, Lombardi afirma que la línea de Ratzinger ante los casos de pederastia siempre ha sido "la del rigor y la coherencia", afrontando las situaciones más difíciles también en su época como responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El promotor de justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Charles J. Scicluna, también ha defendido hoy que acusar a Benedicto XVI de ocultación de delitos de pedofilia es "falso" y "calumnioso". "El cardenal Ratzinger demostró sabiduría y firmeza a la hora de tratar esos casos. Más aún, dio prueba de gran valor afrontando algunos casos muy difíciles y espinosos", argumenta Scicluna en una entrevista al diario italiano L'Avvenire.

No obstante, reconoce que en el pasado "pude ser" que algunos obispos "hayan sido demasiado indulgentes con este tristísimo fenómeno". Sin embargo, matizó que esta tolerancia hacia los llamados curas pedófilos se produjo sólo "en la praxis" puesto que, "en el ámbito de los principios, la condena por esta tipología de delitos ha sido siempre firme e inequívoca".

3.000 acusaciones en nueve años

Charles J. Scicluna considera que la crítica a la lentitu de la Oficina Disciplinaria de la Santa Sede es "injusta" y ha cifrado en 3.000 las acusaciones de sacerdotes diocesanos y religiosos concernientes a delitos cometidos en los últimos 50 años. De estos casos, el 60% se trataban de casos de efebofilia, es decir, atracción sexual entre adolescentes del mismo sexo; el 30% por relaciones heterosexuales y el 10% restante por pedofilia.

"Los casos de sacerdotes acusados de pedofilia verdadera y propia son, entonces unos 3.000 en nueve años", ha concluido Scicluna, que ha comparado dicha cifra con los más de 400.000 sacerdotes diocesanos y religiosos que hay en el mundo. Por ello, a su juicio, "esa estadística no se corresponde con la percepción creada cuando casos tan tristes ocupan las primeras planas de los periódicos.

Más información