Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad el periodista que confesó haber ayudado a morir a su pareja

El abogado de Ray Gosling asegura que su cliente está sorprendido del eco mediático de su revelación y que ahora empieza a darse cuenta de sus posibles consecuencias

La policía ha dejado en libertad bajo fianza a Ray Gosling, el periodista y activista gay que confesó en un programa de la BBC que mató a su amante asfixiándole con una almohada porque estaba muriendo de sida y sufría mucho. El hecho de que, al menos de momento, no se hayan presentados cargos contra él es un indicio de que Gosling ha cumplido con su afirmación de que no va a revelar la identidad del fallecido ni dónde ni cuándo ocurrieron los hechos.

La policía ha registrado su vivienda en busca de documentos y se dispone a interrogar a algunos de sus amigos. Algunos de ellos han reconocido que sabían desde hacía tiempo lo que ocurrió pero que no informaron a la policía porque entendían que se trató de un suicidio asistido y que los dos tenían un pacto mutuo para matarse el uno al otro si llegaban a una situación como la que acabó dándose. Aunque han explicado que todo ocurrió hace unos veinte años, no saben ni la identidad del amante muerto ni en qué ciudad estaban.

Gosling, arrestado por la policía el miércoles, salió en libertad bajo fianza tras pasar 30 horas en comisaría y ser sometido a cinco interrogatorios. Su abogado, Digby Johnson, ha declarado a las puertas de la comisaría de Oxclose Lane, en Nottingham, que Gosling, de 70 años, está sorprendido del eco que ha tenido el caso y sólo ahora empieza a darse cuenta de sus posibles consecuencias y de que se enfrenta a varios meses de investigaciones. Johnson ha afirmado que su cliente ha sido bien tratado pero que Gosling "necesita tiempo para estar seguro de si fue una buena idea o no" confesar estos hechos en televisión.