Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espinosa: "La decisión sobre el almacén es de los ayuntamientos"

La ministra señala que el Gobierno respetará la decisión de los consistorios de optar a acoger el ATC.- Castilla-La Mancha y Cataluña lo rechazan pero Yebra se postula y Ascó organiza una votación

En la cuestión de acoger el almacén nuclear, el Gobierno respetará la decisión de los ayuntamientos. Así lo ha avanzado este lunes por la mañana la ministra Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, que defiende que la decisión de presentarse candidato deben adoptarla "los ayuntamientos". "Es una competencia municipal que se debe respetar desde el Gobierno de España", ha añadido Espinosa durante unas jornadas sobre medio ambiente recogidas por Europa Press. La ministra se ha pronunciado mientras se conocía la oposición del los gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha (PSOE) y Cataluña (PSC-ERC-ICV) a las candidaturas municipales de Yebra (Guadalajara) y la posible de Ascó (Tarragona) para albergar el Almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta densidad.

La oposición ya ha instado al Gobierno a que manifieste su postura sobre el futuro emplazamiento del almacén que recogerá los residuos de todas la centrales nucleares de España. "El Gobierno debe evaluar la seguridad de la ubicación del almacén", ha señalado la portavoz del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, en la rueda de prensa del comité de dirección del partido. Su formación considera que la energía nuclear es necesaria para paliar la dependencia energética de España, pero asegura que el Gobierno está actuando al margen del Pacto por la energía. Y ha añadido que es el Ministerio de Industria el que ha decidir la ubicación del almacén "porque es su competencia".

El primero en manifestar su rechazo ha sido el presidente de la Generalitat, José Montilla, que ha declarado esta mañana que no quiere el almacén nuclear en Ascó. ha subrayado en una entrevista en Antena 3 que el almacén debe instalarse donde se produzca "consenso social y territorial. Esto no se da en Cataluña". La localidad tarraconense ha convocado un pleno extraordinario para este martes en el que se votará si el municipio se postula como candidato a acoger el almacén.

En el mismo sentido se ha manifestado el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que ha asegurado este lunes "con claridad" que desde su comunidad autónoma harán "todo lo posible, en todos los órdenes, político, social y jurídico", para que Yebra no acoja el almacén porque ni la sociedad ni la comarca "lo desean", según ha declarado en Telecinco. Barreda ha denunciado el hecho de que se piense "siempre" en su comunidad autónoma "cuando se trata de instalar algo que no es deseado y que tiene inconvenietes". "¿Es que no hay otro tipo de inversiones, es que no se pueden hacer otro tipo de cosas?", se ha preguntado.

Descontento popular

Unos 2.500 manifestantes marcharon este domingo en Ascó (Tarragona) contra esa infraestructura y exigieron a la Generalitat que fuerce al Consistorio a rechazar la candidatura para acoger el almacén, que debe formalizarse en el pleno municipal de este martes. Montilla ha fijado por primera vez su posición respecto al ATC, después de que este fin de semana sus socios de Govern, ERC e ICV, le exigieran que se pronunciara claramente en contra de la ubicación del depósito nuclear en Ascó.

Se da la circunstancia de que el presidente catalán fue el ministro de Industria que lanzó el proyecto del almacén nuclear en julio de 2006 con un extraño anuncio de un girasol en la prensa que rezaba: "Oferta pública a las corporaciones municipales que, con carácter voluntario, deseen optar al emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado de material y combustible nuclear gastado y su centro tecnológico asociado". Montilla sigue considerando que España necesita la instalación y que se trata de un proyecto del Gobierno español. Pero ha recordado el peso que tiene Cataluña en el mapa de la energía nuclear: "En Cataluña tenemos centrales nucleares que producen el 50% de la energía que se consume en España".

En este sentido, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha llamado a la cautela: "Expertos coinciden en que eso [el ATC] no genera ningún problema de seguridad. Debemos dilucidar el concepto de energía nuclear y el de almacenamiento de residuos", ha señalado este lunes por la mañana el ministro en una entrevista en la Cadena Ser.

Una localidad que ya cuenta con dos reactores

El almacén que quiere construir el Ministerio de Industria, y que fue una petición del Congreso en 2004, supone una inversión directa de seis millones de euros para la zona que decida albergarlo. El Ayuntamiento de Ascó (Tarragona), gobernado por CiU y PSC, ha convocado para mañana a las 11 un pleno para aprobar la candidatura al almacén. La candidatura de Ascó se sumará -si sale adelante- a la de Yebra (Guadalajara). Ascó cuenta con dos reactores nucleares y tiene tren, lo que se valora para ser elegido.

Colisión de competencias

La candidatura de Yebra y la posible de Ascó ya han abierto la división entre las autoridades municipales y autonómicas. La localidad ubicada en Guadalajara aprobó la candidatura en un pleno extraordinario la semana pasada pero inmediatamente recibió la desaprobación del presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda. Lo mismo podría suceder en el caso de que el pleno municipal de Ascó dé vía libre mañana a la candidatura, dado que Montilla ya ha expresado su oposición a acoger el almacén en territorio catalán.

Greenpeace exige consenso social al Gobierno sobre el "cementerio nuclear"

La organización ecologista Greenpeace considera "un fracaso" el proceso emprendido por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, para elegir el emplazamiento del "cementerio nuclear". Ha solicitado por eso al Gobierno que se replantee su política de gestión de residuos radiactivos y que, antes de elegir el lugar donde se construirá el Almacén Temporal Centralizado que albergará los residuos radiactivos de alta actividad, busque previamente un consenso social verdadero y amplio.

El director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, considera que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, "ha fracasado por pretender sacar adelante el cementerio nuclear despreciando a la sociedad civil y a las comunidades autónomas".

López de Uralde, en un comunicado enviado por la organización, considera necesario "buscar un verdadero acuerdo social y territorial" antes de acometer el proyecto, ya que la gestión de estos residuos supone, a juicio de la organización, un problema medioambiental, social y económico de primer orden.

Este consenso social y político sólo puede alcanzarse, según el responable de la campaña de Energía Nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, estableiendo previamente un calendario de cierre progresivo "pero urgente" de las centrales nucleares.

Greenpeace considera que este proceso iniciado por Industria es contraictorio con las promesas que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo en el Congreso durante el Debate del Estado de la Nación el 30 de mayo de 2006, reconociendo "la necesidad de lograr un amplio y previo consenso social".

La organización ecologista acusa, además, al ministro Sebastián de "tentar a los alcaldes con dinero público para conseguir que algún municipio se ofrezca candidato para albergar el cementerio nuclear".

Esta petición de consenso social previo que Greenpeace traslada al Ejecutivo se ha producido tras la negativa del presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, a que Cataluña albergue el citado cementerio nuclear, una oposición que también ha llegado desde el gobierno de Castilla-La Mancha. Además, dos pueblos segovianos que se estaban planteando albergar el almacén de residuos nucleares han retirado sus respectivas candidaturas. /EFE

Más información