Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El trato de la policía fue inhumano, yo pensaba que esto no ocurría en Dinamarca"

La policía danesa arresta a 257 manifestantes, la mayoría ya en libertad.- Las autoridades sólo presentarán cargos contra cuatro de los 968 detenidos "preventivamente" en la marcha del sábado

"Estábamos en una manifestación pacífica hablando tranquilamente y llegó la policía y comenzó a detener a todo el mundo", cuenta Marie Bumdgaard, uno de los 968 detenidos en la marcha del sábado en Copenhague, como ha ocurrido este domingo con otros 257 jóvenes en una protesta no autorizada. "Me pusieron las esposas de plástico y nos obligaron a estar cinco horas sentados con las piernas abiertas en el suelo, todos en trenecito, hacía mucho frío y se te quedaban dormidos los brazos y las piernas", relata indignada esta danesa de 21 años, "había algunos con muy poca ropa y ví a gente que se meó en los pantalones, otros lloraban".

Los 257 nuevos arrestos se han producido en una marcha no autorizada que avanzaba hacia el puerto de la ciudad. Y de nuevo se repetía la imagen de jóvenes sentados en fila. Según asegura Bumdgaard, en el caso de la manifestación del sábado en la que participaba con Climate Justice Action no hubo nada que justificara su detención. "Yo no ví a nadie hacer nada", dice. Se trata de detenciones preventivas llevadas a cabo por la policía danesa de acuerdo a la nueva legislación aprobada de forma reciente para esta Cumbre del Clima. De los 968 detenidos ayer, entre los que había españoles, sólo se han presentado cargos contra cuatro: dos daneses, un alemán y un francés. "Nos subieron a un autobús hasta el centro de Valby y allí me dejaron libre", explica Bumdgaard. "El trato de la policía fue inhumano, yo pensaba que esto no ocurría en Dinamarca".

"Fue una detención masiva preventiva, pero no pensamos pedir perdón", contaba esta mañana un portavoz de la Policía, que asegura que así evitaron disturbios y permitieron que la manifestación siguiera en paz. Se esperan más protestas la próxima semana.