Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad civil impulsa la Europa del conocimiento

Giscard llama a promover el flujo de ideas innovadoras en la UE en el arranque de Atomium Culture, una red de universidades, diarios y empresas por la excelencia - El director de EL PAÍS afirma que "Europa no necesita nuevos instrumentos, sino voluntad de utilizarlos"

La Europa de las instituciones se encuentra en plena transición, pero la Europa del conocimiento "es un espacio que debe ser explorado por los europeos". Con este llamamiento al protagonismo de la sociedad civil, por boca del ex presidente francés Valéry Giscard d'Estaing, ha arrancado hoy la conferencia de lanzamiento de Atomium Culture, una red de universidades, periódicos y empresas nacida para impulsar la transferencia de ideas innovadoras en la Unión.

Atomium Culture se define como una plataforma por la excelencia y servirá para apoyar y dar a conocer descubrimientos e investigaciones en todas las disciplinas científicas. Junto a EL PAÍS participan diarios de prestigio como Le Monde, The Independent o Frankfurter Allgemeine Zeitung. Entre las universidades implicadas figuran dos españolas: la de Barcelona y la Autónoma de Madrid.

"Nuestro objetivo es identificar y promover la investigación de calidad en las universidades y las empresas. Y comunicarla al público en la prensa escrita tiene una importancia clave",ha dichoGiscard, presidente de honor de esta organización sin ánimo de lucro, presentada en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

La apuesta por una Europa innovadora no puede amoldarse al lento ritmo de los cambios políticos en la UE, que llevarán hasta 2020. Javier Moreno, director de EL PAÍS y miembro del Consejo Asesor de esta institución, ha explicado que "Europa no necesita nuevos instrumentos para avanzar, sino la voluntad de utilizarlos". "Dejemos de repensar el camino: ¿por qué no seguir adelante?", se ha preguntado Moreno tras reflexionar sobre los decepcionantes resultados de la Agenda de Lisboa, el plan que se dio la UE hace una década para convertirse en la economía más competitiva del mundo. Descartado por completo el cumplimiento de ese objetivo antes de fin de año, "olvidemos las grandes palabras y la retórica. No cambiemos la estructura: tomemos ventaja de lo que ya tenemos".

El mensaje apelaba a revisar las prioridades de la UE. "No necesitamos una política única sobre el tamaño de los tomates o sobre el transporte de cerdos al matadero, algo de lo que se puede ocupar cada país. En su lugar necesitamos concentrar esfuerzos en unas pocas áreas que marcarán la diferencia, donde nuestra unión marcará la diferencia", ha añadido Moreno. El director de EL PAÍS ha señalado que tanto los laboratorios como las redacciones, en los que ha transcurrido su carrera profesional, "requieren tiempo, un trabajo intensivo y minucioso, lleno de atención a los detalles. No veo la construcción de un futuro para Europa de ninguna otra manera".

El punto de partida de esta red para la innovación incluye la autocrítica de lo hecho hasta la fecha en el ámbito comunitario. "Europa pierde terreno en la creación global de conocimiento", ha reconocido el secretario de Estado de universidades, Marius Rubiralta, quien ha señalado que la presidencia española de la UE pondrá el foco en recuperar fuerza para la "competición global por el talento". En palabras de Bruno Le Maire, ex ministro francés y consejero de Atomium Culture, la decepción en el cumplimiento de los objetivos de Lisboa sólo tiene una lección posible: "Ahora tenemos que movernos rápido".