Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Los grupos de riesgo comienzan a recibir la vacuna de la gripe A

El presidente del Consejo de Enfermería apela a la obligación ética de los sanitarios de vacunarse.- El H1N1 ha provocado 88 muertes en España y el número de casos semanales va en aumento, con 145.113 nuevos contagios en una semana

La primera jornada de la vacunación contra la gripe A ha transcurrido con normalidad, según ha informado el Ministerio de Sanidad. Los centros de salud de cada comunidad autónoma han dispensado las primeras inmunizaciones a los grupos de riesgo (enfermos crónicos, personal sanitario y trabajadores de servicios esenciales, como policías, bomberos y funcionarios de prisiones). Las embarazadas, incluidas también en este grupo, deberán esperar unos días hasta que esté disponible un tipo de vacuna específica sin adyuvantes. En total, este grupo diana lo forman 10 millones de personas.

Las llamadas a la vacunación se han centrado especialmente en el personal sanitario, que es tradicionalmente reticente a la inmunización: sólo un 34% se vacuna contra la gripe estacional, según datos de Sanidad. El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha apelado desde Sevilla a la "obligación ética" que el personal sanitario tiene de vacunarse contra la gripe AH1N1 para no transmitir esta enfermedad. Y para predicar con el ejemplo se ha vacunado contra la gripe A, junto a la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero. González Jurado, quien ha presidido en Sevilla unas jornadas nacionales sobre enfermería y violencia de género, ha señalado, a preguntas de los periodistas, que ha observado "reticencia" entre el personal de enfermería para vacunarse contra esta epidemia.

Seguimiento territorial

Por comunidades autónomas, la vacunación ha transcurrido con normalidad. En Madrid, entre los primeros que han acudido a inmunizarse estaban las personas mayores de 70 años con enfermedades crónicas. En el centro de salud Doctor Cirajas, en Ciudad Lineal, hasta el mediodía habían acudido una veintena de personas. Muchos ciudadanos preguntaban desde hace días sobre cuándo podrían vacunarse y otros conocieron las fechas después de que su médico les recomendara inmunizarse, según ha explicado el personal sanitario del centro. Las principales dudas tenían que ver con quién forma parte de los grupos de riesgo, señalan algunos médicos de familia. En la Comunidad de Madrid, los ciudadanos tienen que acudir a su centro de salud y pedir hora con su enfermero.

En Cataluña, la consejera de Salud, Marina Geli, ha asegurado que se exagera "claramente" el miedo a la vacuna y ha recordado que no es obligatoria. "Yo me vacunaré porque todavía me considero personal sanitario", ha explicado Geli, médico de profesión, en declaraciones a TV3. El colectivo de pacientes con factores de riesgo y personal sanitario supone el 20% de la población catalana, es decir, 1,5 millones de personas. Esta comunidad dispone de 1.514.270 dosis, a las que se ha dedicado un presupuesto de 10,59 millones de euros. Geli ha insistido en que la vacuna es "la medida más efectiva para proteger a las personas contra la gripe A", y ha agregado que los efectos secundarios son "muy ligeros", aunque "el sistema sanitario está alerta ante posibles efectos adversos".

La consellera se ha referido también a la reciente muerte de dos menores como consecuencia de la pandemia, que en principio no presentaban factores de riesgo. Geli ha dicho que "en un tercio de los casos no sabemos por qué el paciente es vulnerable a la gripe A", y ha añadido "que el próximo jueves se dispondrá del análisis epidemiológico que ofrecerá datos sobre las causas de la vulnerabilidad de estos niños".

En Andalucía, las vacunas se administran en los 1.492 puntos de vacunación a los colectivos diana, lo que supone el 20,1% de la población. En el primer envío, la comunidad ha recibido 687.620 dosis, cantidad suficiente para cubrir al 42% de la población de riesgo. Para ordenar el acceso a la vacunación y evitar aglomeraciones en los centros sanitarios, la Consejería de Salud ha establecido el teléfono único de citas previas de Salud Responde (902 505 060) para pedir día y hora. "Si la persona es susceptible de ser vacunada, se le da cita. Pero si después el médico del centro considera que no procede que sea vacunado porque no pertenece a un grupo de riesgo, esa persona no se vacuna", han informado desde la Consejería de Salud.

En la Comunidad Valenciana, durante la mañana se ha registrado en buena parte de los centros de salud una afluencia de pacientes algo superior a lo habitual. Están convocados 1,12 millones de personas en una campaña que se alargará durante mes y medio. De momento, el objetivo del millar de puntos de vacunación dispuestos por la Generalitat son las personas con enfermedades crónicas (972.054), los trabajadores del sector sanitario (71.389), los empleados en servicios esenciales de seguridad o vigilancia (29.340) y las embarazadas (50.000). Los crónicos y las embarazadas han de solicitar cita en los centros de salud para recibir la inyección. Allí, los médicos de atención primaria disponen de un listado. Si no aparecen en la lista, las personas que quieran protegerse deberán acudir al médico de cabecera para que éste decida si es o no conveniente.

En Galicia, la afluencia a los centros de salud ha sido la de cualquier día. Poca gente en centros como el Concepción Arenal, en Santiago de Compostela. La Consejería de Salud distribuirá vacunas al 22% de la población, 632.000 personas. La Consejería garantiza que las vacunas son "completamente seguras, de eficacia contrastada y absolutamente testadas". Para el conocimiento de la campaña, se han distribuido 200.000 folletos informativos, 4.000 carteles y 7.000 instrucciones técnicas para el personal sanitario, según informa Servimedia.

En Aragón, la campaña ha comenzado con "plena normalidad", ha señalado la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, según Servimedia. Noeno ha añadido que espera que en un plazo de unas cuatro semanas se haya vacunado a toda la población objetivo. Además, la consejera ha agregado que la respuesta de los profesionales "no se conoce", porque no ha habido campañas anteriores contra el H1N1, pero ha apuntado que la vacunación de la gripe estacional fue de un 10% más que en campañas anteriores, especialmente en Huesca y Teruel.

En Extremadura, también normalidad. La consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, ha manifestado que en principio no se espera que haya "ningún contratiempo" en las vacunaciones. Ha recordado que los puntos en los que se administran son los centros de atención primaria. Mejuto ha apuntado que confía en que todas las personas que hayan acudido a los centros "hayan podido vacunarse" ya que las dosis estaban disponibles, informa Efe. La consejera ha explicado que hasta el momento no ha tenido notificación de problema alguno en los centros de salud y ha vaticinado que "a lo largo de esta semana habrá un elevado porcentaje de cobertura" de la población que tenga que ser vacunada.

Tres vacunas diferentes

Para todas estas vacunaciones, el Gobierno ha comprado más de 37 millones de vacunas pertenecientes a tres laboratorios farmacéuticos (;i>Focetria, de Novartis; 14,7 millones de Pandemrix, de GlaxoSmithKline (GSK); y 400.000 de Panenza, de Sanofi Pasteur) con las que se podría vacunar hasta un 60% de la población, aunque para proteger a los citados grupos de riesgo sólo se necesitarán 10 millones de dosis.

En el caso de las embarazadas, la vacunación podría retrasarse unos días, según reconoció esta misma semana la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ya que la vacuna que se les debe administrar a este grupo de riesgo, Panenza, todavía no está aprobada por las autoridades europeas y españolas del medicamento. Según explicó la ministra, esta vacuna "aporta un plus de seguridad" ya que no tiene adyuvante -una sustancia que potencia el antígeno- pero, para aquellas que no quieran esperar "pueden usar las otras dos vacunas", que son también "seguras y eficaces" en embarazadas.

La vacuna de Novartis, FocetriaPandemrix. En cuanto al número de dosis, será suficiente con un único pinchazo por persona salvo en los niños de entre 6 meses y 2 años, quienes "probablemente necesitarán dos dosis", reconoció la ministra este pasado miércoles.

Los cerca de 27 millones de dosis de vacuna compradas por el Gobierno y que no será necesario utilizar irán, bien destinadas al canal privado para ser adquiridas con receta -algo que podría ocurrir "a finales de diciembre principios de enero, aunque no es definitivo", según la ministra-, bien se guardarán para la vacunación del próximo año o se enviarán a países pobres en el marco de la Iniciativa Obama, que apuesta por donar a estas zonas las vacunas sobrantes del primer mundo.

Objetivo: un 20% de la población

Este lunes ha comenzado en toda España la campaña de vacunación frente al virus H1N1 causante de la gripe A con la que se prevé inmunizar a entre un 15 y un 20% de la población, todos aquellos considerados como grupos de riesgo por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas: mujeres embarazadas, enfermos crónicos de más de 6 meses de edad, trabajadores sociosanitarios y personal de los servicios públicos esenciales (Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos y personal de Protección Civil e instituciones penitenciarias).

Más del 97% de los cuadros gripales detectados en España están provocados por este nuevo virus, que desde que se detectaran los primeros casos en abril ya ha provocado 88 muertes en España. Además, la tasa de nuevos contagios sigue aumentando y en la última semana fue de 327,92 casos por cada 100.000 habitantes, después de haber detectado 145.113 nuevos contagios.

En principio está previsto que la campaña de vacunación dure un mes o mes y medio aunque se prorrogará "según las necesidades", y se realizará "de forma simultánea" para todos los grupos de riesgo de todas las comunidades. La forma de organizar estas campañas será decidida por cada autonomía y serán los médicos y enfermeras de los centros de salud los encargados de resolver las dudas de la población y de decidir, analizando cada caso, si un paciente fuera de los grupos de riesgo necesita recibir la vacuna.

Entre los grupos de riesgo se encuentran ciudadanos con patologías crónicas de tipo cardiovascular (excluyendo la hipertensión); respiratorio (incluyendo displasia bronco-pumonar, fibrosis quística y asma moderada-grave persistente); diabetes mellitus tipo I y tipo II con tratamiento farmacológico; insuficiencia renal moderada-grave; hemoglobinopatías y anemias moderadas-graves, y asplenia.

Del mismo modo, también deberán vacunarse aquellos ciudadanos que presenten obesidad mórbida; enfermos hepáticos crónicos en estado avanzado; enfermos neuromusculares graves; pacientes con inmunosupresión; y niños y adolescentes menores de 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye.

Dentro del personal sociosanitario se incluye tanto a todos los trabajaores de los centros sanitarios, de Atención Primaria y hospitalaria, pública y privada; como al personal empleado en residencias de la tercera edad y en centros de atención a enfermos crónicos.

Más información