Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno evita el debate sobre la regulación de la prostitución

De la Vega asegura que se han puesto en marcha medidas penales y sociales.- ERC lo lleva al Congreso y acusa al Ejecutivo de "esconder" el problema

La última ponencia del Congreso de los Diputados sobre la prostitución, en 2007, acabó con la decisión de adoptar medidas contra la trata de mujeres, pero se volvió a dejar de lado el espinoso tema de la regulación de la actividad. A esa ponencia, y al plan contra la trata de personas aprobado el año pasado, se ha ceñido hoy, tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al ser preguntada por la posibilidad de que se establezca esa regulación.

La polémica por la prostitución callejera en el mercado de la Boquería, en pleno centro de Barcelona, puesta en evidencia por unas crudas fotografías publicadas esta semana por EL PAÍS, ha reabierto el debate.

"Es un tema complejo", ha dicho Fernández de la Vega, para referirse después a la ponencia de la pasada legislatura sobre el tema en las Cortes, cuyas recomendaciones ha seguido el Gobierno. Éstas van "del ámbito penal al social". "Hay que adoptar medidas de protección social" y hay que "atender también sin duda a los temas de educación relacionados con la convivencia y la seguridad ciudadana". Todos ellos, añadió, son los ámbitos recomendados por el Parlamento y en los que trabaja el Gobierno.

Una "marginalidad permitida"

A ERC no parecen haberle convencido estas explicaciones. El partido llevará al pleno del Congreso la polémica, por lo que el debate sobre la regulación de esta actividad reaparece en la Cámara baja después de que la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer desaconsejara hacer legal la prostitución voluntaria en España.

ERC registró ayer la iniciativa con la intención de formularla a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en el Pleno del Congreso de la próxima semana, pero la ausencia de Aído obliga a aplazar el debate al día 16 de este mes. Tras la interpelación, ERC presentará una moción con sus propuestas, que será votada la semana siguiente, lo que obligará a los distintos grupos a fijar posición sobre este tema. En el texto de la exposición de motivos de ERC, el diputado Joan Tardà afirma al Gobierno de la nación mantiene un discurso abolicionista y en contra de regular la prostitución "que no se acompaña de medidas abolicionistas en la práctica, de manera que sigue manteniendo la prostitución en una situación de marginalidad permitida".

El diputado señala que "las tímidas políticas que se han llevado a cabo para la erradicación de la prostitución no han logrado su objetivo", consiguiendo únicamente "desplazarla o esconderla". Tardà añade que no han tenido en cuenta la opinión de las personas que ejercen la prostitución y que, "lejos de mejorar las condiciones de vida de estas personas, las han empeorado". "Además de la continua negación de derechos, estas personas sufren la estigmatización, la persecución y la criminalización, generando todo ello todo tipo de problemas", agrega el texto. Por ello, ERC considera necesario "abordar un debate integral que reconozca y proteja los derechos de las mujeres que se dedican voluntariamente a la prostitución". Asimismo, solicita medios económicos y legales para quienes decidan abandonarla y que "se persiga y castigue a quienes cometan abusos sobre ellas".