Las células madre ya se pueden manipular genéticamente

Un nuevo método abre la puerta al estudio de enfermedades en laboratorio

Mientras que en las células madre de ratón es relativamente fácil insertar o borrar genes, en las humanas era casi imposible manipularlas genéticamente. Una nueva técnica muy prometedora puede cambiar esta situación, que ha retrasado la investigación de numerosas enfermedades de origen genético, como el Parkinson.

"No está claro cuál es el obstáculo para la manipulación genética; podría ser puramente técnico pero también podría resultar de una diferencia básica entre las células humanas y las de ratón", explica Dirk Hockemeyer, quien junto a Frank Soldner es primer autor del trabajo publicado en Nature Biotechnology, dirigido por el prestigioso investigador Rudolf Jaenisch, de Whitehead Institute en Boston (EE UU).

Más información

Hasta ahora se han realizado sólo unas 15 manipulaciones genéticas en las células madre embrionarias humanas desde que se aislaron por primera vez hace 10 años, mientras que en sus equivalentes de ratón se han insertado centenares de genes.

El nuevo método utiliza una proteína (nucleasa dedo de cinc) y se pueden insertar muchos genes, en un proceso bastante fácil. Jaenisch cree que puede iniciar una nueva etapa en la investigación de la genética humana, y explica que funciona tanto con células madre embrionarias como con las células madre inducidas a partir de células adultas de cualquier tejido, un avance reciente que permite obtener este material personalizado.

Alterar los genomas de estas células permitiría crear modelos de enfermedades genéticas (por ejemplo cultivos de células del cerebro afectadas por una enfermedad neurológica) o estudiar cómo maduran y se convierten en células de los 220 tipos diferentes existentes en los tejidos del cuerpo humano.

Lo más visto en...

Top 50