Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una de cada seis personas que superan un cáncer tendrán otro

El aumento de la supervivencia al primer tumor no implica librarse del segundo

En España, la mitad de los hombres y un tercio de las mujeres tendrá un cáncer. "No se trata de un tumor benigno, sino de un cáncer", ha relatado el oncólogo Carlos Cordón-Cardó en una conferencia dada en el Ateneo madrileño. Eso quiere decir que cada año se diagnostican unos 185.000, dijo. La buena noticia es que un 65% se curará (en esta especialidad médica se considera curado a quien lleve cinco años sin una recaída, explicó el investigador de la Universidad de Columbia). De ellos, "a un sexto le damos tiempo a tener otro" cáncer, señaló.

La charla, organizada por las fundaciones Gaspar Casal y Bamberg, tenía como lema tratar el futuro de la investigación biomédica en España. Cordón-Cardó, uno de los autores más citados en su campo, señaló varios de los motivos por los que todavía no se curan los tumores al 100%. "Falta conocimiento", "cuesta coordinar" las respuestas en una enfermedad que cada vez se sabe mejor que es multidisciplinar, se "subestima la población diana" de las pruebas y hay mucho diagnóstico tardío, señaló.

Las pruebas para una detección precoz son clave. Entre 2001 y 2007, el tratamiento de un cáncer de mama se ha duplicado en Estados Unidos (y es de suponer que en España llevará una tendencia similar), dijo Cordón-Cardó, y ha pasado de 84.500 dólares al año (60.000 euros) a 165.000 (117.000euros). "No hay sociedad que pueda sostener este crecimiento", apuntó el investigador. En cambio, las pruebas para la detección precoz también han aumentado, pero han pasado de 1.500 dólares (1.064 euros) a 3.500 (2.500).

El médico da otro motivo para insistir en la prevención: "Sólo el 2% del gasto que se dedica a diagnóstico determina el 97% del gasto en tratamientos, incluso si la decisión es no tratar".

Entre los puntos fuertes del sistema español, Cordón-Cardó destacó la creciente digitalización de la información. "Un 90% de las historias clínicas ya están informatizadas", dijo. En Estados Unidos esto es mucho más complicado, porque no hay un único proveedor de servicios, afirmó.