Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los directores nunca nos habíamos manifestado contra una Administración autonómica"

Cientos de equipos directivos se concentran ante la Generalitat contra la "trampa" de la Citizenship de Camps

"Desde los años 70, nunca los equipos directivos que son parte fundamental de la Administración educativa se había enfrentado contra una Administración autonómica, como es el caso del Gobierno valenciano de Francisco Camps". Esta es la declaración pública hecha el miércoles por los representantes en la Comisión Permanente de Directores de Secundaria de los equipos directivos de los 363 institutos públicos valencianos, después de que el Camps mantuviera en el pleno de las Cortes, celebrado por la mañana, que su posición de dar Educación para la Ciudadanía en inglés es "coherente".

No lo ven así Vicent Baguetto, vicepresidente de la asociación profesional de directores ADIES y director del IES Joan Fuster de Sueca, Ximo Carrión, del IES Juan de Garay de Valencia, Josep Lluis Peris director del IES Ravatxol de Valencia, Laura Oliva del IES Muxamel de Alicante y Vicent Escrivá del IES Vall de la Safor, en entrevista con EL PAÍS, minutos antes de iniciar la concentración de equipos directivos ante el Palau de la Generalitat en protesta por la Citizenship de Francisco Camps.

Algunos llevamos trabajando más de 20 años en la educación pública y nunca desde la Transición española habían asistido a un proceso de involución política

"Algunos llevamos trabajando más de 20 años en la educación pública y nunca desde la Transición española habían asistido a un proceso de involución política" como la ocurrida en Valencia con la "obstinación" del presidente Camps de mantener a toda costa su singular versión de dar Ciudadanía en inglés bajo "el disfraz de que es un programa plurilingüístico", resumió Josep LLuis Peris. "En una Comunidad como la nuestra, donde en 20 años la Administración no ha sido capaz de garantizar el correcto bilingüismo en todas las etapas del sistema educativo, hablar de trilingüismo es", en opinión de Baguetto, "una trampa".

Problemas en inglés

"Este Gobierno con la imposición del inglés, a través de una orden que desarrolla un decreto que está parcialmente suspendida y recurrida en los tribunales y sin poner los medios humanos y materiales, no puede hablar de trilingüismo", precisó Baguetto. "Es como si yo quisiera mañana dar todas las clases de Matemáticas de 2º curso de la ESO en inglés", añade Ximo Carrión. "No digo que no implante el inglés. Pero si no tengo los medios, ni los profesores, ni sé si los alumnos me entenderán, no puedo dar la clase de Matemáticas en inglés. Es absurdo. No puede utilizar el inglés como una excusa de programa plurilingüe. Estos programas son otra cosa y se planifican de otra manera y desde abajo arriba, desde Primaria, no al revés".

"Los directores somos los más perjudicados en toda esta situación, porque estamos presionados por arriba por la propia Administración educativa y por abajo por los claustros de profesores que no aceptan los cambios de normativa desde que inició el curso y el caos en los horarios". La Consejería de Educación ha hecho desde junio cuatro "instrucciones" diferentes sobre cómo deben de implantar los equipos directivos la Ciudadanía en inglés en todos los centros, pese a que la suspensión cautelar parcial y recientemente otra citación del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) cuestionan puntos fundamentales de la normativa referente al inglés obligatorio.

"Lo que no se puede hacer es usar a los alumnos para una batalla política y partidista contra el Gobierno central, porque la Administración autonómica no puede secuestrar a los alumnos de esta forma", concluye Peris que añade: "Tenemos serias dificultades los equipos directivos para aplicar Ciudadanía con las normas tan contradictorias de la consejería y sin subsanar los problemas de plantilla que tenemos".